EL LIBERTADOR logo

La plataforma por la Salud y Educación, ha impuesto nueve requisitos al Gobierno de Honduras para dialogar, entre estos puntos piden: una mesa de diálogo con todas las organizaciones de la plataforma, al tiempo que sea televisado y que termine el hostigamiento, criminalización y represión policiaco militar.

 

“Una Constitución violada cuantas veces convenga, unos poderes que no son para nada independientes, un Congreso que se ha convertido en un teatro de pésimos actores, dándole la espalda al pueblo”, esto y mucho más, ha acabado con la paciencia de la Conferencia Episcopal de Honduras que reclama al régimen la ineptitud para resolver conflictos.

 

Es inadmisible continuar con un sistema que forma familias semilleros de rufianes y corruptos; con un aparato educativo antinacional, que extiende títulos de mediocridad, que forma funcionarios mañosos, sinvergüenzas y aborregados; con herramientas parlamentarias y electorales sostenidas con bombas y balas.

 

Este martes suma el sexto día consecutivo en el que galenos, docentes, estudiantes y pueblo en general, han salido masivamente en distintos puntos del país a pedir la renuncia del gobernante Juan Hernández y en defensa del derecho a la salud y la educación como responsabilidad del Estado.

 

La transnacional bananera Standard Fruit Company Honduras ha comunicado a la Secretaría de Trabajo y a su sindicato, SUTRASFCO, que reabriría actividades hasta que en el país haya garantías para trabajar con normalidad.