Representantes de las siete organizaciones que conforman la Red por la Equidad Democrática en Honduras (REDH) –Cohep, UNAH, Fosdeh, entre otros–, han presentado un reporte que recoge los principales obstáculos que ponen en riego el ejercicio democrático del próximo 28 de noviembre, día en que se realizarán las elecciones generales.

La Asociación Hondureña de Maquiladores (AHM), ha establecido un proceso de diálogo con las autoridades del Gobierno central y dirigentes municipales de varios municipios de Cortés, Santa Bárbara y Yoro, para invertir 20 millones de lempiras en infraestructura de centros educativos.

 

“No hay alcalde en el pueblo”, el de la capital hondureña, Nasry Asfura, desea ser presidente sin crear siquiera bases de desarrollo urbano para elevar la calidad de vida de dos millones de capitalinos; entre tanto caos que afronta el municipio, los abusivos hacen lo que les viene en gana, como la empresa Teleperformance “call center”, presuntamente colombiana, que convirtió una agradable área verde en estacionamiento y calle vehicular polvorienta.

“Se ha tenido un concepto de desarrollo equivocado; una ciudad no puede ser desarrollada si el individuo que vive dentro de la ciudad no está desarrollándose de manera integral. Desarrollo no es sinónimo de construcciones, sino la mejoría de vida de las personas”, así lo ha planteado la única candidata mujer a la alcaldía de Tegucigalpa, la ingeniera Ana Castro, inscrita por el Pinu.

 

 

Las autoridades siguen sin llegar a un acuerdo para resolver la situación de las familias afectadas por Eta e Iota el año pasado y que aguardan en la Villa Olímpica de Tegucigalpa, tras casi un año, el Gobierno no da soluciones y mantiene en situación crítica a mujeres y niños que esperan las viviendas prometidas.