En el Marco de bicentenario de independencia patria el Banco Central, ha puesto en circulación el nuevo billete de 200 lempiras, al mismo tiempo lanzó una aplicación móvil para que los hondureños identifiquen características y seguridad del mismo.

Sin autonomía, justicia y gente honrada, una ZEDE “sería un desastre”, así lo manifestó el economista estadounidense, Richard Rahn (foto), uno de los padres del proyecto, al justificar que se retiró de Honduras por falta de transparencia de las autoridades hondureñas incluso para administrar recursos para el “coffee brake”.

 

A partir de ahora, “Tony” Hernández, sentenciado en marzo pasado por narcotráfico y hermano del gobernante hondureño, vivirá hasta el final de su vida un estricto orden militar en el Complejo Correccional Federal de máxima seguridad “Victorville” en el condado de San Bernardino, California, prisión a la que fue trasladado y donde compartirá con reos de “alta peligrosidad”. Las condiciones estrictas en esa prisión, son una tortura, por eso varios indocumentados se han “quebrado” y pedido la “autodeportación”.  

Las cortes judiciales y Fiscalía de New York tienen decenas de miles de páginas que prueban la amistad del crimen financiando campañas de los célebres políticos hondureños,  pero en Honduras la “Unidad de Política Limpia” es, por mandato de origen, propiedad partidaria y memorizado discurso de activistas bien pagados. Entes sin utilidad social, creadas para “incidencia” o apariencia.

Luego de realizarse una nueva jornada del “Vacunatón” en Tegucigalpa, las autoridades de Salud dieron asueto al personal médico, dejando a unos 45 mil capitalinos sin el biológico, según estimó el doctor Marco Eliud Girón.