El pasado domingo, la candidata presidencial de Libre, Xiomara Castro, presentó junto a su equipo de coordinación del Plan de Gobierno, sus propuestas finales para “refundar Honduras”, teniendo como base una economía alternativa, apoyo a campesinos, así como estímulos a la Educación y la Salud. 

Hace unos instantes el diputado opositor, Luis Redondo, alertó a la sociedad hondureña que el Gobierno, a través del Congreso Nacional, quiere imponer secretividad en los contratos con proveedores y fabricantes de la vacuna contra el Covid-19.

 

Esta mañana el canciller hondureño, Lisandro Rosales, informó que República Dominicana donó a Honduras un lote de 101 mil vacunas AstraZeneca; en un comunicado oficial, el Ministerio de Relaciones Exteriores del caribeño país señala que Guatemala recibió 304 mil dosis.   

 

 

A través de una carta, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia lamentó la decisión del Gobierno hondureño de intervenir con militares la Empresa Energía Honduras (EEH) –de capital colombiano–, afirmando que existe una “profunda preocupación” por el desinterés de un diálogo con los inversionistas.

 

El líder de la iglesia evangélica “Mi Viña”, Mario Barahona, falleció este día en el Hospital “El Tórax”, luego de ser ingresado en estado muy avanzado de infección por COVID-19, familiares culpan al hospital por negligencia; mientras médicos acusan la indecisión de parientes y llaman al respeto y cordura. Este día, pastores alarmados reconocieron el valor de la vacuna, entre líneas, aceptan la lección que les deja la incredulidad del religioso ahora occiso.