EL LIBERTADOR logo

Un nutrido grupo de pobladores de la apacible comunidad de San Marcos, Santa Bárbara, zona occidental de Honduras, procedió a aplicar la justicia por su propia mano a los efectivos que resguardan la localidad.

“Marcos” es uno de 7,300 taxistas que cruzan la capital de Honduras buscando clientes para obtener unos lempiras que ayuden a mantener a la familia.- El gremio de ruleteros está desprotegido, no cuentan con beneficios de la ley laboral y cada día que vuelven con vida a casa, es ganancia. 

 

EL LIBERTADOR, “Primer Auditor Social de Honduras”, se había abstenido de denuncias públicas desde hace meses, en tanto no existiera certeza de la vigilancia y tuviéramos pruebas para demostrarla de manera racional; eso ocurrió este día, cuando el desarrollo y contradicciones en el acontecimiento nos llevó a rastrear información que ahora exponemos al pueblo hondureño y al mundo.   

 

La lluvia duró varias horas, congestionando las calles, avenidas y bulevares de Tegucigalpa y Comayagüela, al grado de dejar automóviles atrapados en corrientes de agua.

Un vídeo muestra el momento cuando un miembro del auditorio, identificado como Cristian Sánchez (silueta negra, de pie), un empresario de la construcción, pide la palabra para dirigirse al mandatario, para reprocharle por las denuncias de corrupción; el presidente le respondió de forma lacónica.