EL LIBERTADOR logo

El grupo de empresas de Schucry Kafie lamenta que el Poder Judicial haya montado espectáculo con su propietario y exige que haya juicio justo. 

 

Redacción Central / EL LIBERTADOR

Tegucigalpa. El grupo empresarial Kafie, lamentó que la justicia hondureña haya enviado a la cárcel a su mayor accionista, Schucry Kafie, al acusarlo de presunta estafa.

En un comunicado emitido horas después de la decisión del juez de cobertura nacional, que Kafie debe guardar prisión en el Primer Batallón de Infantería de la capital, considera que ha habido “una discriminación flagrante”.

Insiste en el texto que el empresario decidió presentarse a los tribunales de forma voluntaria, porque la empresa Distribuidora Metropolitana (Dimesa) sólo ofreció un servicio que fue aprobado por el anterior Congreso Nacional.

A continuación, el comunicado:

Dimesa, ante la privación de libertad los señores Schucri Luis Kafie y Juan Madrid, deseamos hacer del conocimiento público nuestra indignación y consternación por la decisión del juez de letras de darle prisión preventiva a Schucri Kafie Larach y Juan Alberto Madrid Casaca, a pesar de haberse presentado voluntariamente a colaborar con la justica, y que se presentaron pruebas de sobra de su no intención de ausentarse del país y acatar el debido proceso.

En este caso hubo una discriminación flagrante, ya que en el 100 por ciento de los casos por este supuesto delito, se establece que el imputado se pueda defender en libertad. Por esto, no entendemos cuál pueda ser la razón por la cual el tribunal haya dictado esta medida que es excesiva.

Los directivos de Dimesa se presentaron voluntariamente porque no tienen nada que esconder y desean contribuir con un proceso legal transparente, que se enfoque en los hechos y no en montajes políticos hechos para la prensa con el fin de presentarlos como culpables cuando no lo son.

Queremos reiterar que el contrato entre Dimesa y el IHSS no se puede ver como una simple cotización por el valor de los equipos, sino por un servicio integral que abarcaba, además, financiamiento, mantenimiento y suministro de partes, reparaciones, repuestos y accesorios, así como entrenamientos a los operarios.

Además de que fue ganado en una licitación internacional abierta, y aprobada por todos los niveles, desde la junta directiva del IHSS, pasando por la Comisión de Salud, obteniendo la mayoría de votos de los diputados del Congreso Nacional y ratificado por el Poder Ejecutivo.

Tenemos toda la evidencia que respalda que las acciones de nuestros accionistas y de DIMESA en torno al contrato con el IHSS, siempre han estado apegadas a la ley. Dimesa pertenece a un grupo empresarial que lleva 75 años invirtiendo en el país en pro del desarrollo de los hondureños.

Exigimos su liberación con medidas sustitutivas de los señores Schucri Kafie Larach y Juan Alberto Madrid Casaca, para que pueda ejercer su defensa en libertad, como es lo debido en este tipo de procesos y no se le discrimine con intenciones inconfesables.

El artículo 89 de la constitución de la Republica reza que toda persona es inocente mientras no se haya declarado su responsabilidad por autoridad competente.

Esperamos en que de ahora en adelante prevalezcan los hechos y no las opiniones interesadas en que no aflore la verdad.

 

 

El empresario Schucri Kafie ha sido enviado a prisión por los tribunales de justicia, al ser acusado por el delito de estafa en el contrato de prestación de servicios al Seguro Social hondureño. 

El proyecto que será ejecutado con fondos italianos beneficiará además a unas 100,000 personas en los municipios de Nacaome y San Lorenzo en el departamento de Valle, y Pespire y San Antonio de Flores en Choluteca.

 

El partido Libre, a través de una misiva, reconoce el papel de los jóvenes en las marchas de los indignados contra la corrupción e impunidad en Honduras. 

El periodista Esdras López dijo que se siente agredido y estigmatizado pues actuó como periodista y no en su rol de diputado. El pronunciamiento y los mensajes en Twitter de la embajada están siendo divulgados por los activistas nacionalistas.