La crisis económica y sanitaria del Covid-19, producirá para 2021 la peor caída económica de la historia nacional, superando la provocada por la huelga bananera de 1954 y el golpe de Estado de 2009, sin embargo, los “líderes” evangélicos han pedido un bono que saldrá de los bolsillos del pueblo.

Para 2021, el hondureño regalará 60 lempiras con su voto al partido de elección, “por lo que es inviable que se siga pagando la deuda política en base al 15 por ciento del partido que obtuvo más votos, si se sigue aplicando esta medida y considerando que participarán 14 partidos, los hondureños pagaremos entre 270 y 300 millones de lempiras”, sostiene el economista Ismael Zepeda.

Pese a que el hermano del mandatario Juan Hernández, ha logrado un nuevo aplazamiento de la audiencia para escuchar a cuántos años será condenado, el resultado no va a cambiar: fue hallado culpable por tráfico de drogas, soborno, posesión ilegal de armas y declaraciones falsas a un funcionario estadounidense.

“Lo único que faltaba era la firma del presidente del Congreso, Mauricio Oliva, para la aprobación de la nueva Ley [Electoral], pero Mauricio Oliva falló… si la firma de Mauricio Oliva no vale, menos la de Juan Orlando Hernández”, ha enfatizado el presidente Manuel Zelaya (2006-2009).

El Ministerio Público investiga la adquisición de 140 ventiladores mecánicos, 140 respiradores mecánicos y 90 succionadores que compró Rosales a través de Copeco; el equipo venía de Nueva York y llegó al país a bordo del avión presidencial.