EL LIBERTADOR logo

Los empleados que fueron despedidos de Alimentos Continental, comentaron que recibieron la notificación la tarde del martes, cuando se encontraban laborando en la procesadora en localidad de La Lima, norte de Honduras, por los miembros de la Comisión de Bancos y Seguros.-Ante la medida de incautación, procedieron a protestar porque consideraron injusta la medida.

 

Redacción Central / EL LIBERTADOR

 

Tegucigalpa. Unos 320 empleados de la empresa Alimentos Continental, propiedad de la familia Rosenthal, fueron despedidos de sus trabajos, según instrucciones de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS).

 

Los afectados comentaron que recibieron la notificación la tarde del martes, cuando se encontraban laborando en la procesadora en localidad de La Lima, norte de Honduras, por los miembros de la CNBS.

 

Acto seguido, la Oficina Administradora de Bienes Incautados (OABI) procedió a incautar el plantel; las protestas de los despedidos no se hicieron esperar, por lo que procedieron a tomar las instalaciones a fin que se les dé oportunidad de trabajar.

 

Lea más: Parlamento investigará cierre forzoso de Continental

 

 

Indicaron los trabajadores que necesitan de sus plazas, ya que tienen compromisos que honrar y consideraron la confiscación de la procesadora de alimentos injusta, ya que la empresa es autosostenible.

 

Cabe recordar que desde el lunes anterior, la junta liquidadora de Banco Continental comenzó a despedir empleados, alegando que la financiera cerrará operaciones muy pronto, luego que el Tesoro estadounidense acusara a los Rosenthal de lavar activos para el narcotráfico.

 

 

Asimismo, operadores de justicia siguen incautando propiedades a Jaime, Yani y Yankel Rosenthal en La Lima, Choloma, Villanueva, Omoa y San Pedro Sula.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar