Esta mañana unos 150 buses pertenecientes al transporte colectivo de la ciudad paralizaron sus labores exigiendo al gobierno el pago del bono que desde hace más tres años no reciben, acuerdo creado entre ambas partes para compensar las tarifas al usuario frente a alzas en los valores de los combustibles.

Redacción Central / EL LIBERTADOR 

Tegucigalpa. Este miércoles por la mañana, un considerable grupo de transportistas urbanos de la capital hondureña (integrada por las ciudades Tegucigalpa y Comayagüela), realizaron un paro de labores exigiendo al gobierno que les cancele el bono de transporte, que desde hace tres años no reciben.  

La protesta se realizó en la principal avenida de Comayagüela, en la que más de 150 unidades de buses de transporte público  obstaculizaron el paso de vehículos.

El dirigente transportista, Jorge Lanza,  expresó a los medios de comunicación: “no queremos continuar con los bonos, ya que el gobierno ha incumplido desde hace tres años con nueve meses, el pacto que tenemos.”

Según Lanza, los transportistas pactaron con el gobierno no alterar las tarifas de transporte público a cambio del bono.  

"Con tanta mentira nos ha orillado a esta movilización", agregó el representante. 

"Estamos cansados de tener que andar rogando a la burocracia de la Secretaría de Infraestructura y Servicios Públicos (Insep) para que nos entreguen el bono, es triste pedir a uno y a otro para que nos otorguen el paro", expresó.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar