Los productores de la industria láctea, comenzaron reuniones para tratar el tema de las sequías provocadas por el fenómeno del Niño y discutir las medidas o mecanismos que implementarán para combatir el cambio climático.

Redacción Central / EL LIBERTADOR

Tegucigalpa. En el marco de sexto Congreso Regional de la Leche, realizado en la  ciudad de San Pedro Sula, los representantes y productores de la industria láctea estarán reunidos por tres días, para tratar la emergencia que ha traído el fenómeno del Niño en la región centroamericana, además discutirán sobre los altos impuestos que han aprobado los gobiernos del istmo en la comercialización de este alimento.

El Congreso Regional se realiza desde ayer miércoles, hasta mañana viernes 11 de septiembre, y pretende establecer un plan de acción ante la emergencia que está produciendo la sequía en Honduras y los demás países de Centroamérica.

La presidenta de la Cámara Hondureña de la Leche, Anabelle Gallardo,  indicó que en el país un 80 por ciento de la producción será afectada si no se realiza un plan de emergencia.

“Unos 800 mil litros de leche se dejarán de producir por causa de la sequía, lo que representa pérdidas de hasta 5 millones de lempiras por día” explicó Gallardo.

En el congreso indicaron que las zonas afectadas por la sequía están en el corredor seco (región sur, occidente y norte). Honduras tiene 70 mil haciendas productoras de leche.

El hondureño Leopoldo Durán, recibirá la presidencia pro témpore de la Federación Panamericana de Lechería (FEPALE).

Sin embargo, el actual presidente de la FEPALE indicó que el cambio climático tiene preocupados  a todos los productores de leche en Latinoamérica, y que buscan una pronta solución con los gobiernos y empresas del rubro.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar