EL LIBERTADOR logo

Ante esa amenaza, añadieron, se vieron obligados a forzar una entrevista con el alto funcionario, a quien le entregarán una carta al secretario general, donde dejan constancia de las potenciales acciones criminales que pueden padecer.

 

Redacción Central / EL LIBERTADOR

 

Tegucigalpa. Un grupo de indígenas tolupanes denunciaron este viernes ser objeto de amenazas a muerte por desconocidos, después de haber participado en la huelga de hambre que duró más de 30 días.

  

Los afectados informaron que se abocaron a la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA), en la capital de Honduras, para reunirse con el secretario general Luis Almagro, quien inaugurará el diálogo entre el gobierno y oposición.

 

Los indígenas denunciaron que no pueden regresar a los lugares de origen “porque nos están esperando con armas AK47 o fusiles para asesinarnos”.

 

Ante esa amenaza, añadieron, se vieron obligados a forzar una entrevista con el alto funcionario, a quien le entregarán una carta al secretario general, donde dejan constancia de las potenciales acciones criminales que pueden padecer.

 

Además, denunciaron los malos tratos que han hado los personeros del organismo hemisférico, en el sentido que fueron colocados en el área de lavandería, sin dar explicaciones por la medida tomada.

 

No descartan los protestantes pedir asilo político ante un eventual atentado que puedan padecer. 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar