La renuncia este día de la vocera de la MACCIH, Ana María Calderón, ha calentado el tiempo frío de la capital hondureña; varios actores ven esta partida como la pérdida de los mejores cuadros extranjeros que llegaron al país con ideas de luchar contra los corruptos de cuello blanco. Para muchos sigue ganando la poderosa corrupción. 

El reconocido abogado y analista, Raúl Pineda, ha dicho que al Congreso Nacional se le ha tendido una trampa con la acción del Ejecutivo y la OEA, si no aprueba el nuevo convenio MACCIH queda como protector de la corrupción y si lo aprueba contradice la postura de que la Misión debe marcharse de Honduras. 

 

 

Redacción Central / EL LIBERTADOR

 

Tegucigalpa. Esta fría mañana capitalina entró en calor luego que trascendiera la renuncia de la directora de la Misión de Acompañamiento Contra la Corrupción y la Impunidad de Honduras (MACCIH), Ana María Calderón, que nos deja aquella imagen de mujer con fuerte carácter y profesional determinada en castigar a los ladrones que estafan y empobrecen a los pueblos como el hondureño. No pudo en Honduras, pero hacia el futuro queda el ejemplo.

 

“La renuncia de la señora Calderón de la Maccih es el espejo hecho pedazos de una presión ejercida con fuerza y poder desde el Estado para poner fin a la lucha contra la corrupción”, lamentó por redes sociales la directora del Consejo Nacional Anticorrupción (CNA), Gabriela Castellanos.

 

Consultado al respecto, el abogado y analista reconocido, Raúl Pineda, explicó que nunca se dieron a la MACCIH las condiciones para trabajar con satisfacción, y lo único cierto es que a partir del 20 de enero la Misión ya no tiene sustento jurídico que soporte su trabajo. A criterio del jurista “La MACCIH está lista para la autopsia”.

 

La aprobación del nuevo convenio negociado entre el Poder Ejecutivo de Hernández y la OEA de Luis Almagro, analiza Pineda, tendrá que pasar a manos del Congreso Nacional, donde posiblemente la Misión quedará en el limbo, primero el tema será puesto en agenda y de ahí seguirá un procedimiento que puede durar mucho tiempo.

 

Pineda advierte que al Congreso Nacional se le tendió una especie de trampa con el nuevo convenio de la MACCIH, si no lo aprueba queda como protector de la corrupción y si lo aprueba contradice su postura de que la Misión debe marcharse de Honduras.

 

El diputado del Partido Libertad y Refundación (Libre), Jari Dixon, ha cuestionado así: “Lamentable la renuncia de la Doctora Ana María Calderón de la Maccih, la gente buena se está yendo de esa misión internacional contra la corrupción”. Con la dimisión de Calderón, que fungió como vocera interina, ya son tres extranjeros que dejan el máximo puesto en la Misión, primero fue Juan Jiménez Mayor y después Luiz Antonio Guimaraes Marrey.

 

Y el Partido Liberal ha reaccionado con molestia a través de sus cuentas en redes sociales: “Primera víctima de la seudo #MACCIH que prepara @JuanOrlandoH y su entorno, avalado por @Almagro_OEA2015. Los hondureños exigimos una MACCIH con todas las facultades. #Basta Ya”.

 

“Hay una convicción del poder en Honduras y es que la gente es estúpida”, reflexiona el analista Raúl Pineda con relación a las decisiones del gobierno, en particular con la MACCIH y, ante el mensaje que está enviando el régimen, recomienda a la población que replantee sus estrategias de lucha, los últimos diez años han postrado a la sociedad en pobreza, violencia, atraso, corrupción y, en general, la situación del país es crítica.

Comentarios  

0 #2 Carlos Cruz 16-01-2020 05:02
Cito a Carlos Cruz:
No dudo que la cola de Almagro jho la conoce muy bien

Quien es integró no se pone del lado del corrupto
Citar
0 #1 Carlos Cruz 16-01-2020 05:00
No dudo que la cola de Almagro jho la conoce muy bien
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar