La periodista hondureña Lidieth Díaz, ha denunciado en el programa “Interpretando la Noticia” de Radio Globo, que existe un plan para acabar con la vida de su esposo, David Romero Ellner, preso desde el pasado mes de marzo para cumplir condena de diez años por delitos de calumnia y difamación.

 

Según Díaz, el gobernante Juan Hernández y el director del Instituto Penitenciario, Germán Mcneil “están desesperados por quitarle la vida a David”.

 

 

Redacción Central / EL LIBERTADOR

 

Tegucigalpa. “La vida de David (Romero) está en riesgo y se los estoy diciendo con conocimiento de causa”, advirtió con tono entrecortado, de impotencia y desahogo, la periodista Lidieth Díaz, en el espacio “Interpretando la Noticia” de Radio Globo de Honduras.

 

Díaz, esposa del periodista David Romero –quien guarda prisión desde marzo pasado cuando fue capturado por la Fuerza Especial “Tigres” mientras conducía su programa vespertino–, alertó que existe un plan para acabar con la vida del comunicador.

 

Este miércoles la informadora se abocó a la oficina del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh), para solicitar que el director de “la Globo” sea trasladado a otro centro penal. En su programa de ayer, mencionó: “Espero que el presidente del Colegio de Periodistas nos ayude. Y que así como el comisionado (del Conadeh) Herrera Cáceres se ha preocupado por Ebal Díaz, ojalá actué en el caso de David”.

 

“El sistema, Juan Orlando Hernández junto con German Mcneil, están desesperados por quitarle la vida a David y es una denuncia que la hago públicamente. David no puede seguir en el Segundo Batallón ¿cuántas veces les hemos dicho que lo pasen al primero donde está Miguel Pastor? Allí no corre riesgo”, dijo Díaz.

 

La presentadora de “la Globo” alertó que Romero Ellner no puede seguir en ese lugar, “David no es ningún privado de libertad que ha cometido un delito, el delito de injuria es penado aquí en Honduras porque es un país violador de los derechos humanos, es un país violador de la libertad de expresión”.

 

Además refirió que: “Si a David lo trasladan a un pozo, a una de esas cárceles es automáticamente para quitarle la vida o aunque lo trasladen a Támara es para quitarle la vida porque Juan Orlando Hernández está desesperado por quitarle la vida”.

 

Díaz hace esta petición tomando el ejemplo del crimen contra Magdaleno Meza, dueño de las “narcolibretas” que sentenciaron al hermano del gobernante Juan Hernández, asesinado en la cárcel de máxima seguridad “El Pozo” en Santa Bárbara.

 

“La vida de David hoy más que nunca está en riesgo”, cerró la comunicadora recalcando que urge el acompañamiento del Conadeh y otros organismos no afines al régimen para interceder por su esposo y veterano en las tribunas informativas del país.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar