La federación de Agricultores y Ganaderos de Honduras rechazó participar en una reunión del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (COHEP), debido a que no siente el respaldo institucional ante la oposición que como sector ha emprendido en contra que el gobierno destine 4,000 millones de lempiras al agro nacional a través de las Fuerzas Armadas.

 

 

 

Redacción Central / EL LIBERTADOR

 

Tegucigalpa. Las organizaciones que se dedican a la actividad agrícola y ganadera en Honduras, siguen contrarías al decreto ejecutivo 052-2019, ley en la que el Gobierno entrega a las Fuerzas Armadas fondos para que asuman control de un programa del que dependerá la alimentación del pueblo. Ahora, la Federación Nacional de Agricultores y Ganaderos de Honduras (Fenagh), ha reprochado que no siente el apoyo del sector privado.

 

Este decreto, entre otras cosas, dará al Ejército unos 4,000 millones de lempiras para desarrollar un programa agrícola, condición que ha indignado a los organismos que representan a este rubro, quienes además denuncian que esta ley girada por Casa Presidencial violenta la constitución.

 

Y es que en uno de sus enunciados, la ley establece que los castrenses tendrán como apoyo a varias instituciones estatales que se vinculan al agro, a pesar que la Constitución establece que los militares son quienes están obligados a secundar los proyectos. Es decir, el decreto presidencial, supone que los militares tendrán control sobre otras dependencias del gobierno.

 

En ese contexto, la Fenagh a través de su presidente, Anabel Gallardo, ha enviado una carta al presidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), Juan Carlos Sikaffy, para informarle que no participaría en la reunión que éste convocó para ayer miércoles.

 

En la carta, Gallardo le hace conocer a Sikaffy que no atenderían la convocatoria donde se discutiría el programa militar de agricultura. La decisión, “se fundamenta en que esta servidora y otros dirigente de la FENAGH nos hemos manifestado públicamente por los medios de difusión hablados y escritos expresando su desacuerdo con esta decisión”.

 

A continuación la carta de forma íntegra: 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar