En una votación unánime, el Congreso Nacional aprobó un proyecto de ley que beneficiará a diez mil docentes que tienen cuentas pendientes con el Tribunal Superior de Cuentas, se trata de una dispensa en el pago de capital, intereses, multas y recargos; el favor, se amplió desde el año 2003 al 2019.

 

 

 

Redacción Central / EL LIBERTADOR

 

 

Tegucigalpa. El Congreso Nacional, aprobó por unanimidad de votos el proyecto que presentó el titular del Poder Legislativo, Mauricio Oliva, que va orientado en dispensar en el pago de capital, intereses, multas y recargos derivados de responsabilidades civiles y administrativas emitidas por el Tribunal Superior de Cuentas (TSC), favoreciendo a más de 10 mil maestros que recibieron pago de colaterales y compensación del Estatuto del Docente desde 2003 hasta el 2019.

 

Por parte del TSC, el magistrado José Juan Pineda refirió que se trata de una propuesta en beneficio de un sector que está muy necesitado. “Estamos de acuerdo en la ampliación desde el año 2003, ya que la mayoría de las auditorias de contabilidad fueron emitidas por los magistrados anteriores del TSC, y no hemos vuelto a emitir más informes, ni pliegos de responsabilidades a partir de ese año”.

 

Los docentes que serán beneficiados, son los que reciben además de su sueldo, bonificaciones y otros favores en sus salarios llamados colaterales, que consisten en calificaciones académicas y graduación de docentes como licenciados, señaló el diputado Edgardo Casaña.

 

El proyecto dará una solución rápida con base legal, a todos los expedientes pendientes de resolución del TSC, esto disminuirá la mora en emisión de resoluciones, permitiendo que el órgano auditor, enfoque su atención a casos de mayor impacto económico y social para el país y la población misma.

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar