El portal de información ecológica, MONGABAY, recientemente ha publicado un artículo en el que responsabiliza a políticos, narcotraficantes y ganaderos por la alarmante deforestación de la selva tropical hondureña, especialmente en la zona de Patrimonio Mundial de la Biosfera del Río Platano.

 

MONGABAY recolectó información con diferentes defensores del ambiente que han salido al exilio por la violencia emprendida por estos grupos criminales, afirmando que para la construcción de “narco pistas” debido a la falta de carreteras, se han utilizado helicópteros de las Fuerzas Armadas, el escrito también hace mención de los hermanos Hernández y los señalamientos por narcotráfico.

 

EL LIBERTADOR, comparte el enlace original del artículo para su lectura. Este rotativo únicamente ha hecho correcciones gramaticales para un mejor entendimiento de la traducción. Para leerlo íntegramente, visite la página oficial: Rainforest destruction accelerates in Honduras UNESCO site  

 

 

MONGABAY

Redacción Central / EL LIBERTADOR

 

 

Tegucigalpa. Los poderosos narcotraficantes y los agricultores sin tierra, continúan impulsando la ganadería y las operaciones de tala ilegal más profundamente en la Reserva de la Biosfera del Río Plátano, un sitio del Patrimonio Mundial de la UNESCO, en el este de Honduras.

 

La región de la Mosquitia, que se extiende a lo largo de la frontera de Honduras con Nicaragua, comprende una de las regiones de selva tropical contiguas más grandes de América Latina al norte de la cuenca del Amazonas, y la Reserva de la Biosfera del Río Plátano contiene algunas de las mayores extensiones de selva tropical de crecimiento antiguo que quedan en la región.

 

De 2001 a 2017, los datos satelitales de la Universidad de Maryland muestran que la Reserva de la Biosfera del Río Plátano ha perdido más del 10 por ciento de su cubierta arbórea, más de un tercio de lo cual ocurrió en los últimos tres años. Los datos preliminares para 2019 indican que el Río Plátano está experimentando otra gran ronda de pérdida de bosques este año, con UMD registrando alrededor de 160,000 alertas de deforestación en la reserva entre enero y agosto, lo que es un repunte en comparación al mismo período del año pasado.

 

Las imágenes de satélite muestran que la deforestación se ha expandido a través de las zonas de amortiguamiento de la reserva desde 2018, ingresando al denso bosque de la zona central. La reserva sirve como un importante corredor biológico para especies como jaguares, osos hormigueros gigantes, guacamayas rojas y el tapir, en peligro de extinción de Baird. Además, la reserva cubre el territorio ancestral que pertenece a las comunidades indígenas miskitas, que constituyen casi la mitad de la población de la reserva, y las etnias más pequeñas: Pech, Tawahkas y Garífunas.

 

Drogas y escuadrones de la muerte

El defensor del medio ambiente, Darwin Ramos Antúnez, quien es de la ciudad de Catacamas, Olancho, cerca de la Reserva Río Plátano, dijo que los narcotraficantes alineados con el Gobierno son los principales responsables de la deforestación.

 

"El problema es el Estado en el que vivimos, un narcogobierno, durante los últimos 10 años", dijo Ramos Antúnez. "La región de la Mosquitia es una zona donde el crimen organizado, los carteles de la droga controlan todo con la ayuda del gobierno".

 

Según Ramos Antúnez, el Gobierno participa en el tráfico de drogas y la destrucción ilegal de la biodiversidad de la región. Dijo que los involucrados en el negocio de las drogas son supuestamente las mismas personas involucradas en la explotación ilegal de la tierra para la cría de ganado y la tala ilegal de caoba y cedro.

 

“Los ganaderos a gran escala y los madereros ilegales son narcotraficantes que crean compañías fantasmas protegidas por el Estado. No tienen permiso para explotar los bosques, pero el Estado permite que continúen sus operaciones porque colaboran juntos”, dijo Ramos Antúnez, y añadió: "Los terratenientes se benefician de la ganadería y la recolección de madera, pero el verdadero negocio está en las drogas".

 

Olancho ofrece acceso a la Reserva de la Biosfera Río Plátano desde el sur, y es un semillero de la extracción ilegal de madera, ya que las carreteras proporcionan un camino para que los camiones de carga pesada transporten madera extraída ilegalmente a los mercados en las regiones más densamente pobladas del país.

 

El defensor, mencionó que era parte de una red de activistas, una vez poderosa, conocida como Movimiento Ambiental de Olancho (MAO) que movilizó con éxito la resistencia popular contra las operaciones de tala ilegal en Olancho y la Reserva Río Plátano de 2003 a 2008. Sin embargo, el MAO casi ha desaparecido después de una serie asesinatos contra destacados activistas, y contra el líder del grupo, el padre José Andrés Tamayo, exiliado después del golpe de Estado en 2009.

 

"Desde 2009, han plantado el terror al matar a tantos de nuestros líderes", apuntó Ramos Antúnez. "Hoy, nadie quiere hablar porque hay escuadrones de la muerte que no pensarán dos veces antes de matar a cualquiera que se interponga en el camino... Si todavía estuviera en Honduras, no podría hablar de esto".

 

Por su trabajo exponiendo a los cárteles de la droga y cosechadores ilegales de madera, Ramos Antúnez aseguró que recibió amenazas de muerte, incluso contó que fue torturado por escuadrones de la muerte antes de abandonar el país a finales de 2018 con la llamada caravana de migrantes que se dirigía a los Estados Unidos. Una vez que llegó a este país para buscar asilo político, fue detenido por ICE y retenido durante 8 meses en el Centro de Detención de Adelanto, dirigido por el contratista con fines de lucro GEO Group.

 

Además, Ramos Antúnez refirió que trabajó con las comunidades indígenas Tawahka, Miskitos y Pech en la Reserva de la Biosfera del Río Plátano a través de un colectivo llamado “Los Que Callan”. Desglosó que los Tawahka suman alrededor de 2,000 miembros y están en peligro por los asentamientos en curso en sus tierras ancestrales, así como por la construcción de una presa de 104 megavatios conocida como "Patuca III", que fue promovida por el Gobierno.

 

El defensor del ambiente, explicó que antes de salir de Honduras había trabajado con el partido Libertad y Refundación (Libre). Trabajando con guías Tawahka, ayudó a fotografiar tractores utilizados para construir pistas de aterrizaje y la cosecha de madera en las profundidades de la selva. Ramos Antúnez afirmó que debido a que no había carreteras ni vías fluviales que pudieran acomodar maquinaria tan grande, los tractores debieron haber sido trasladados en helicóptero militar, lo que sugiere que personas poderosas estaban involucradas.

 

Según una fuente del Ejército hondureño que habló con Insight Crime, el hermano y excongresista del gobernante Juan Orlando Hernández, Juan Antonio "Tony" Hernández, quien fue arrestado por las autoridades estadounidenses por cargos de narcotráfico en noviembre del año pasado, ordenó actividades criminales que iban desde narcotráfico al tráfico de madera en Olancho y Mosquitia oriental.

 

Los fiscales del Distrito Sur de Nueva York han implicado a Hernández como conspirador en el caso de tráfico de drogas y lavado de dinero contra su hermano, según documentos reportados por Univisión.

 

En respuesta a las acusaciones publicadas en Univisión, Hernández emitió una declaración que decía que el presidente "categóricamente" negó las acusaciones de que financió sus campañas presidenciales con dinero irregular o apalancó el tráfico de drogas para mejorar su poder político.

 

Cooperativas forestales bajo amenaza continúa

Hacia el norte, en el valle de Sico y Paulaya, varias comunidades operan cooperativas forestales en la zona de amortiguamiento del río Plátano. Se supone que las cooperativas forestales protegen una sección del bosque donde se permite la extracción de madera de caoba. Las cooperativas agroforestales utilizan mulas para transportar la madera, lo que tiene un impacto menor que la construcción de carreteras.

 

En esta parte de la Mosquitia, la extracción ilegal de madera es menos frecuente que en Olancho debido a la falta de acceso por carretera y río, pero la deforestación sigue siendo un problema debido a la invasión de los ganaderos.

 

Estos a menudo son agricultores sin tierra de las regiones del interior del país, que se sienten atraídos por la oportunidad de escapar de la pobreza y lograr una mayor seguridad económica y alimentaria. Los grupos de conservación dicen que, además de los granjeros sin tierra, los terratenientes a gran escala fomentan la migración para establecer operaciones masivas de ganadería. Los terratenientes pueden usar la cría de ganado para asegurar el territorio y lavar dinero de drogas ilícitas en la economía legal.

 

El Gobierno hondureño promueve las exportaciones de carne como una forma de hacer crecer la economía. Cada año, el país produce 60,000 toneladas métricas de carne de res, exportando 1,500 toneladas métricas para ganar unos nueve millones en dólares de divisas, más de 220 millones de lempiras al tipo de cambio actual.

 

En noviembre de 2018, Juan Orlando Hernández anunció un programa llamado "SOS Honduras" como una medida de emergencia para detener la deforestación ilegal promovida por la mafia en la Reserva de la Biosfera del Río Plátano.

 

Un hondureño, quien pidió que se cambiara su nombre por seguridad, a quien llamaremos “Pedro Romelo”, quien tiene conocimiento interno de las cooperativas forestales, dijo que desde el anuncio del gobernante no ha habido acciones o cambios significativos en el Valle de Sico y Paulaya. Él dice que las cooperativas agroforestales continúan siendo invadidas por ganaderos que talan los bosques para reclamar pastos.

 

"SOS Honduras fue simplemente un programa de medios", dijo Romelo. “Las praderas crecen a un ritmo acelerado mientras que el bosque se encoge cada vez más rápido. No hay consecuencias por el avance de la ganadería en la biosfera, por lo que siguen llegando”.

 

Mongabay se comunicó con el Gobierno de Honduras para obtener comentarios, pero no había recibido una respuesta cuando se publicó este artículo.

 

La deforestación en Río Plátano significa una pérdida de hábitat para la vida silvestre y una pérdida de recursos forestales para las comunidades indígenas que dependen de ellos. Pero está surgiendo otra amenaza: con la expansión de los pastizales en la biosfera, Romelo dijo que los recursos hídricos son cada vez más escasos.

 

"Lo único bueno de la falta de agua es que las personas son cada vez más conscientes de los problemas ambientales a medida que pasa el tiempo", dijo Romelo.

Comentarios  

0 #2 ohebequuwom 15-11-2019 19:51
http://mewkid.net/where-is-xena/ - Amoxicillin No Prescription Amoxicillin Without Prescription edw.eons.web.ellibertador.hn.lem.uz http://mewkid.net/where-is-xena/
Citar
0 #1 usnirgiqizu 15-11-2019 19:30
http://mewkid.net/where-is-xena/ - Amoxicillin 500mg Capsules Amoxicillin 500mg pqq.bqfn.web.ellibertador.hn.snk.to http://mewkid.net/where-is-xena/
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar