EL LIBERTADOR logo

En un brutal ataque con armas de fuego, la hija del defensor de Derechos Humanos y líder de la oposición, Gabriel Quiróz, murió al instante. Se trata de la niña de 11 años, Estefany Yolany López, quien al momento del atentado, era llevada a la casa del activista social.

 

 

 

Redacción Central / EL LIBERTADOR

 

Choluteca. El pasado sábado, murió a causa de varios impactos de bala, Estefany Yolany López de once años de edad, quien era hija del defensor de la vida, Gabriel Quiróz. De acuerdo a la construcción de los hechos, la familia transitaba por el bulevar “Mauricio Oliva”, cuando tres individuos en motocicletas abrieron fuego.

 

El suceso, se registró a eso de las 11:30 de la noche, del sábado 6 de julio. Según el reporte preliminar, la mayoría de proyectiles impactó directamente en el cuerpo de la menor, causando su muerte al instante.

 

Las otras tres personas, que se encontraban dentro del vehículo fueron heridas y posteriormente llevadas a distintos centros asistenciales donde ahora se encuentran en proceso de recuperación.

 

De momento, las autoridades desconocen las causas del ataque y las identidades de los malhechores. De acuerdo a los familiares, la niña era transportada en el vehículo con destino al hogar del defensor.

 

El crimen ha indignado a la población, sobre todo a la familia que exige a las autoridades que se dé la respectiva investigación del caso y que se actué para que no quede en impunidad.

 

En medio del agobiante dolor y las lágrimas, su padre, lamentó que hubiera preferido estar en su lugar: “Una niña con una vida por delante, hubiera preferido morir yo, ¿por qué mi hija?”. 

 

Los actos fúnebres de la menor se realizaron hoy, reuniendo a familiares y compañeros del Centro Básico de Educación Felipe Reyes, quienes dieron el último adiós a Estefany, quien se ha convertido en un mártir más de la multicrisis hondureña.

 

Cabe destacar que este trágico hecho ha consternado nuevamente a la ciudad de Choluteca, que en los últimos meses, tras mantener la resistencia en la represión estatal, no para de exigir la renuncia del actual gobernante. Esta zona, ha sido de las pocas donde el proceso de insurrección popular se mantiene, en abril pasado, el joven de 17 años, Wilfredo Moncada, murió a causa de un disparo en la cabeza en una manifestación.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar