EL LIBERTADOR logo

El gobernante Juan Hernández insistió hoy a miembros de la Plataforma para la Defensa de la Salud y Educación, que debían atender la invitación al diálogo; sin embargo, ante un clima de brutal represión, esta coalición social ha rechazado nuevamente el llamado, porque a su criterio, no se cumplen las garantías mínimas para una negociación.

 

 

 

Redacción central / EL LIBERTDOR.

 

 

Tegucigalpa. Entre arrestos, represión brutal y constante amenaza a manifestantes, el Gobierno de Honduras, convocó nuevamente a las organizaciones que conforman la Plataforma por la Defensa para la Salud y la Educación al diálogo para “resolver” la crisis.

 

En ese contexto, los altos funcionarios del Gobierno, entre ellos Juan Hernández, y, sobre todo de la Secretaría de Salud, se mostraron con “brazos abiertos” para recibir a la plataforma social de médicos y magisterio. “El diálogo será televisado porque este es un tema de país”, dijo la titular de Salud, Alba Consuelo.

 

“El arte de la conversación es escuchar y ser escuchado. Hoy empezamos una conversación en la que venimos a escuchar, a proponer, porque solo entendiéndonos los unos a los otros y respetando los derechos de los demás construiremos  juntos el país que merecemos”, dijo Hernández en su cuenta de Twitter.

 

Sin embargo, para la plataforma aun no existen condiciones para sentarse con el Gobierno, de hecho, han optado por tener un coloquio interno de cara a un posible acercamiento el próximo martes. Al tiempo, han mantenido los actos de protesta en todo el país.

 

Los funcionarios siguen a la espera de la plataforma, que hoy siguió con las movilizaciones en la capital, partiendo del Instituto Central Vicente Cáceres, con rumbo al Instituto Nacional de Previsión del Magisterio (Inprema).

 

La presidente del Colegio Médico de Honduras (CMH), Suyapa Figueroa, señaló que las condiciones represivas hacia miembros de la plataforma y sociedad en general que propicia el Régimen, más el no cumplimiento de las nueve condiciones mínimas que se establecieron, son los principales puntos por los que el diálogo, de momento, es imposible.  

 

En ese clima represivo, ayer una estudiante tuvo que ser rescatada de la Policía durante la represión brutal en las afueras del aeropuerto internacional de Toncontín en la capital, donde además otros cuatro jóvenes fueron detenidos y el presidente del Colegio de Pedagogos, Edwin Hernández, fue acosado por los uniformados.

 

En conferencia de prensa, amplió que detenerlo era la intención de los efectivos de Seguridad, pero advirtió que el acecho a los dirigentes de la plataforma se está volviendo más intenso, ya que aseguró haber sido “enjaulado” luego que la marcha había terminado en ese punto frente al aeropuerto.

 

Además, varios videos que circulan en redes sociales, demuestran que tanto la Policía como el Ejército, están volviendo cada vez más violenta la represión, llegando a disparar incluso a bala viva, según la denuncia del Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (Cofadeh).

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar