Hoy ha sido publicado en el Diario Oficial La Gaceta, el nuevo Código Penal hondureño, que ha entrado en un periodo de “vacatio legis”, ya que será vigente hasta noviembre próximo. El nuevo instrumento penal, analizan expertos, se caracteriza por su golpe a los Derechos Humanos, sobre todo al ejercicio de prensa.

 

Las disposiciones del nuevo código, han caído como un balde de agua fría a los comunicadores, quienes estaban más pendientes de preparar la agenda para asistir a las cenas y eventos en su honor por el Día del periodista, celebrado cada 25 de mayo.

 

 

 

Redacción Central /  EL LIBERTADOR

 

 

Tegucigalpa. El nuevo Código Penal de Honduras, que entrará en vigencia en noviembre próximo, acecha la represión judicial contra los derechos humanos, y sobre todo, contra la libertad de expresión. De acuerdo con el presidente del Colegio de Periodistas de Honduras (CPH), Dagoberto Rodríguez, las disposiciones del nuevo instrumento penal “son graves y atentatorias” contra la prensa.

 

El Código Penal, fue publicado hoy en el diario oficial La Gaceta, a pesar de tener fecha 10 de mayo. Las disposiciones de éste, no han caído bien a los periodistas que preparaban su agenda para las distintas cenas y eventos en su honor, en el marco del día del periodista hondureño, celebrado cada 25 de mayo.

 

Rodríguez ha manifestado en su cuenta de Twitter que: “Disposiciones contenidas en el nuevo Código Penal son graves y atentatorias a la libertad de expresión y de prensa. Sigue primando la cárcel en los delitos contra el honor. Un serio retroceso de garantías y libertades”.

 

Precisamente, el nuevo instrumento penal, en su artículo 28, ofrece responsabilidad penal en delitos cometidos a través de medios de difusión para: “Quienes hayan redactado el texto o producido el signo de que se trata y quienes les hayan inducido a realizarlo”.

 

También para: “Directores de la publicación o programa en que se difunda; directores de la empresa editora, emisora o difusora; y, directores de la empresa de grabación, reproducción o impresión”.

 

En caso especial, el nuevo Código Penal castigará a periodistas en caso de encontrar delitos de calumnia e injurias, de hecho, en su artículo 231, establece la modalidad de “injuria y calumnia indirecta”, que en resumen aplicará cárcel a quienes reproduzcan “injuria o calumnia imputada por otro, o quien haga la imputación de modo impersonal o, con las expresiones se dice, se asegura u otra semejante”.

 

En general, el nuevo instrumento penal, que ingresó al Congreso enl 25 de agosto de 2015, ha agregado 50 nuevas figuras delictivas, donde arrecia la criminalización de la protesta social y el ejercicio de prensa.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar