En general, las hondureñas no encuentran en Honduras un Estado de Derecho que vele por las necesidades básicas, según la representante del Centro de Derechos de la Mujer (CDM), Regina Fonseca, un estudio de esta organización reveló que la violencia, es la principal causa de migración, y que se suma a los altos índices de impunidad en delitos contra las féminas.  

 

 

Redacción Central / EL LIBERTADOR

 

Tegucigalpa.  La violencia es la principal razón por la que hondureños deciden huir en caravanas a Estados Unidos, en reiteradas ocasiones organismos nacionales de Derechos Humanos han replicado esa queja de los migrantes. Y, según lo expuesto por el Centro de Derechos de la Mujer (CDM), es la principal causa de movilización de mujeres.

 

De acuerdo con la representante del CDM, Regina Fonseca, las hondureñas, “en general no encontramos un Estado que considere nuestras necesidades”. Y amplía que no se trata sólo de la impunidad en casos llevados a la Justicia, simplemente, Honduras no cumple con condiciones mínimas.

 

Fonseca desglosa que la violencia contra las mujeres maneja números alarmantes, ya que en los últimos diez años se han registrado 5,000 femicidios, que en el 90 por ciento de los casos siguen en impunidad. A esto se suma que en los casos de violencia sexual, el índice de falta de acceso a justicia es del 94 por ciento.

 

Estima que en los casos de violencia doméstica, el 50 por ciento de las denuncias no reciben sentencia de la justicia, un número aún muy elevado a criterio de la activista social. “Cuando vemos esos niveles de violencia e impunidad, efectivamente es una situación por la que las mujeres se sienten obligadas a irse de su comunidad”.

 

La activista toma como ejemplo el caso de Alejandra, una adolescente que fue salvajemente violada por cuatro jóvenes, tres de ellos mayores de edad, hecho ocurrido en la ciudad de La Ceiba durante el feriado de Semana Santa. Este caso en particular, ha indignado más a los hondureños, especialmente a los movimientos feministas, ya que luego de 17 días no se ha librado una orden de captura, a pesar que hoy las autoridades del Ministerio Público han confirmado que hubo violación sexual.

 

Lea más: HONDUREÑAS EN ALERTA, JUSTICIA BAJÓ PENAS A DELINCUENTES SEXUALES

 

Ante este clima, explica que en 2018, 13 mil mujeres migrantes –35 por ciento niñas– fueron retornadas al país, y dice que: “Encontramos que ellas piensan intentar volver a salir, porque las razones por las que huyeron siguen intactas”.

 

Hoy en conferencia de prensa el CDM en conjunto con el Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, afirman que es importante abordar el tema de la migración desde una perspectiva de género.

 

La representante de este comité, Helene Tigroudja, ha dado una nueva interpretación al derecho a la vida, que para las mujeres se traduce en un contexto sin discriminación, violencia y con acceso a salud pública sexual y reproductiva. Lo anterior, enmarcado en el Pacto Internacional de derechos civiles y políticos.         

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar