EL LIBERTADOR logo

Para este martes 2 de mayo, son ya 30 las masacres que se registran en Honduras en lo que va de 2019, en estos asesinatos múltiples 89 personas han perdido la vida, según lo identifica el monitoreo de EL LIBERTADOR, que incluye también crímenes dobles.   

 

  

Redacción Central /  EL LIBERTADOR

  

Tegucigalpa. La violencia no está dando opciones a los hondureños, y aunque las cifras oficiales revelen “logros” en la reducción de homicidios, el clima sigue presentando un panorama obscuro para los ciudadanos que ante la desesperación, prefieren huir del país en caravanas.

 

Aunque parezca un discurso gastado, son miles los hondureños que semanalmente abandonan el país, según estimaciones, al menos 300 diariamente, en Guatemala o México, cuando son abordados por prensa internacional, son claros, exponen que el riesgo en la ruta migrante no se compara al que viven en sus barrios y colonias.

 

En ese contexto, los primeros cuatro meses y lo que va de mayo de este año, según el monitoreo de este periódico, se han registrado 30 masacres que contabiliza 89 hondureños asesinados.

 

Hasta el pasado 26 de abril, los homicidios múltiples eran 25 y las víctimas 77, por lo que en los últimos seis días, que se han caracterizado por protestas a nivel nacional contra la privatización de la salud y la educación, han sido aprovechados por antisociales.

 

El primero hecho documentado, ocurrió en el sector de Ebenezer en Chamelecón, norte de Honduras, la Policía realizó el levantamiento de cuerpo de dos personas, cuyos nombres aún no son difundidos, según se informó preliminarmente uno de los occisos es del sexo masculino.

 

Ese mismo día en Intibucá, en un conflicto familiar, tres personas perdieron la vida, según testigos María del Cid y Margarito Sorto (esposos), supuestamente fueron ejecutados por Lorenzo Flores, quien posteriormente fue asesinado por un familiar de la pareja que ahora se encuentra prófugo.

 

Posteriormente, el lunes pasado, dos hombres fueron acribillados a balazos en el barrio La Guardia, San Pedro Sula, a inmediaciones de la posta policial conocida como “Ballena”. Una de las víctimas fue reconocida como Gustavo Núñez Maradiaga.

 

Ayer 1 de mayo se reportó que otra pareja fue ejecutada en Intibucá, el hecho ocurrió en la noche mientras se conducían con sus tres hijas por el barrio Buenos Aires de La Esperanza. Las víctimas fueron: Iris Odalma Madrid y Edwin Alcides Osorio. Según reportes, los antisociales emboscaron el automóvil de la familia y dispararon por la parte delantera, las tres menores salieron ilesas.

 

El último hecho registrado también suscitó ayer en la ciudad de Choluteca, en este, perdieron la vida: María del Carmen Amador, su hijo Jorge Hernández y su primo Josué Briceño Amador, además, una cuarta persona resultó herida: Yorly José Fúnez.

 

Al escuchar los proyectiles, vecinos alertaron a la Policía que llegó a la vivienda encontrando a las víctimas en estado crítico. María expiró en su vivienda, mientras que Jorge y Andy, perecieron en el Hospital Regional del Sur.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar