Hoy lunes, ha continuado la lucha por la no privatización de los servicios en Salud y Educación, el gremio de médicos, magisterio y estudiantes universitarios, han salido a las calles en todo el país. Producto de la represión ya se reporta un muerto y varios heridos.

 

 

 

Redacción Central /  EL LIBERTADOR

 

 

Tegucigalpa. Médicos, maestros y estudiantes universitarios, regresaron hoy a las calles para protestar en contra del decreto de Reestructuración del Sistema de Salud y Educación, que prevén como instrumento de privatización de esos servicios integrales.

 

Desde tempranas horas la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) y la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán (UPNFM), denotaron actividad de protesta, los portones de sus campus en Tegucigalpa, vieron el alba con pancartas y consignas.

 

Durante el fin de semana, los universitarios convocaron a “la madre de todas las marchas 3.0”, que arrancó desde la UNAH con dirección al centro de la capital, los médicos y el magisterio, por su parte, ya habín advertido que el paro y las manifestaciones no pararían.

 

Las protestas pacíficas, se han extendido a lo largo del territorio nacional, y ante la insistencia de los protestantes en no bajar los brazos, la respuesta del Gobierno ha sido la violencia.

 

En Tegucigalpa, Choluteca y la mayoría de departamentos de todo el país, los efectivos policiales y militares han irrumpido con una lluvia de gases tóxicos, la marcha que tenía como destino llegar a los bajos del Congreso Nacional, en el casco histórico de la capital, terminó en enfrentamientos con los uniformados..

 

De hecho, a esta hora los enfrentamientos siguen y ya se reportan varios heridos y una persona muerta. A falta de confirmación, ha trascendido que un maestro ha perdido la vida, a causa de un impacto directo de bala.

 

El uso de la fuerza policial-militar, ha sido sin sentido, así lo reflejó un enlace en vivo donde la presidente del Colegio Médico, Suyapa Figueroa, atendía a la prensa en el sector de La Isla, donde el plantón se mantenía de forma pacífica, aun así, de la nada las bombas lacrimógenas empezaron a caer.

 

En medio del caos desatado por los uniformados, el edificio de la Alcaldía de Tegucigalpa se incendió, al igual que el año pasado durante la movilización del 1 de mayo, que sirvió al exalcalde Ricardo Álvarez, para informar que en ese local, vulnerable a la delincuencia por su ubicación, guardaba varios documentos importantes, ahora destruidos.

 

Varios negocios han sido afectados por los enfrentamientos, situación que ha servido para que altos funcionarios aleguen que la oposición política está aprovechando el tema de Salud y Educación para realizar actos vandálicos y violencia. No obstante, cuando inició la movilización, no se registró incidentes hasta que llegó la Policía. Las manifestaciones se mantienen activas y helicópteros militares sobrevuelan por la capital. 

Comentarios  

0 #1 Eunice 30-04-2019 02:36
ME AYUDO MUCHA ESTA INFO PARA LOS APARTADOS DE UNA INVESTIGACIÓN QUE ESTOY HACIENDO.
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar