El paro nacional al que convocaron ayer los médicos y maestros, ha sido un éxito, los hondureños han acudido al llamado de ambos rubros que afirman estar en peligro luego de la “cachurecada” que se aprobó ayer en el Congreso y que advierten, acabará con un ya moribundo sistema de Salud y Educación.

 

En varios puntos del país, los hondureños han realizado protestas, en Tegucigalpa son varias las avenidas y bulevares que tienen masiva presencia de indignados quienes están siendo vigilados de cerca por escuadrones de la Policía Nacional.

 

 

 

Redacción Central /  EL LIBERTADOR

 

 

Tegucigalpa. Desde tempranas horas, hoy viernes, médicos, maestros, estudiantes y ciudadanos en general, han atendido el llamado al paro nacional, resultado de una nueva “cachurecada” en el Congreso Nacional, que según la presidente del Colegio Médico de Honduras (CMH), Suyapa Figueroa, busca la privatización de la Salud y Educación.

 

El alba llegó, y poco a poco fue exhibiendo la bandera de Honduras en las fachadas de escuelas, colegios, centros de salud y hasta universidades. Mensaje claro, hoy el país entero se paraliza, en centros asistenciales, sólo las salas de emergencia atienden.

 

Vea nuestra galería: ¡IMPRESIONANTE! PUEBLO DEFIENDE SALUD Y EDUCACIÓN EN LAS CALLES DE HONDURAS

 

Ayer, sin dar a conocer el contenido de la Ley de Reestructuración del Sistema de Salud y Educación, la bancada del Partido Nacional, con el apoyo de la Alianza Patriótica, partido del general golpista Romeo Vásquez, aprobaron el decreto que rematará, a dos sectores ya marginados.

 

En ese contexto, a medida avanza el día varias calles en diferentes ciudades están siendo tomadas, atravesando vehículos de carga pesada y hasta cisternas de agua, mientras los galenos, maestros y estudiantes mantienen presencia en las inmediaciones del Poder Judicial, sector donde provisionalmente funciona la Casa Presidencial.

 

En todo el país se reportan acciones, por ejemplo en Santa Rosa de Copán se mantiene toma la salida a Ocotepeque, así también en Choluteca, El Progreso, San Pedro Sula, La Paz y Olancho.

 

Ayer dirigentes políticos de varios partidos de oposición, autorizaron a su militancia que se sumaran a la lucha de los galenos y maestros. A esta hora, el paro ha sido un éxito y ha preparado el escenario para esta tarde, cuando las antorchas se enciendan nuevamente, como cada viernes en los puentes del barrio La Guadalupe de Tegucigalpa.

 

El acoso del régimen no ha faltado, por varios puntos del país y sobre todo en la capital, los escuadrones antimotines de la Policía Nacional siguen de cerca cada punto de protesta.

 

Figueroa informó ayer que el presidente del Congreso, Mauricio Oliva, engañó al pueblo, pues afirmaba que el decreto estaba en el aire y no había nada seguro, ahora, lamenta que activistas políticos reemplazarán a médicos y maestros especialistas, en sus puestos de trabajo.

 

En ese contexto, desde Presidencial ya han culpado a Libertad y Refundación de las protestas, el secretario de la Presidencia, Ebal Díaz, dice que el paro es otro intento del partido que coordina el expresidente Manuel Zelaya, para ganar espacio público y “conspirar” contra la “Vida Mejor”.

 

El Gobierno no la ha visto fácil en los últimos meses, cada protesta social le da migraña, además, las caravanas de migrantes siguen formándose, Choluteca mantiene la resistencia, y por si fuera poco, el Fondo Monetario Internacional, está de visita.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar