El rol que desempeña Ebal Díaz se asemeja al del copero de la antigüedad, probar el vino antes de servirlo al rey. Todo documento que llega a manos de Hernández y que sea relevante para tomar decisiones, antes él debe analizarlo y recomendarlo. 

¡Cuidado copero, se puede ganar el mundo y perder el alma, el próximo sorbo de vino que pruebes antes que tu amo, podría estar envenenado! No olvides que en este régimen la salvación es individual igual que el cielo para los cristianos. Y “Dios ciega a quien quiere perder” cuando la codicia es luz del mundo.

 

Ebal Díaz se precia tanto de conocer a Juan Hernández que tiene la capacidad de anticiparse a lo que él piensa, desde que lo conoció hace 14 años, quedó cautivado por su “mentalidad atrevida, que rompe con esquemas tradicionales”.

 

Redacción / Perfil semblanza

EL LIBERTADOR

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Tegucigalpa. Qué pensará de su hermano Ebal, aquel abnegado y ejemplar profesor, “míster Eliab”, como le decían con cariño sus alumnos, hijos de hondureños luchadores que con gran esfuerzo y, ante la incapacidad de pagar una escuela bilingüe élite, mandaron sus vástagos a la ya desaparecida “Talentos School”, allá en la colonia El Pedregal y después en “Las Torres”, ambas ubicadas en Comayagüela.

 

¿Qué pensará a esta hora aquel mentor que sobrellevaba con dignidad la limitación económica, que transpiraba el deber de formar ciudadanos buenos, afanado en cultivar la virtud en niños y jóvenes que pasaron por su aula estoica? ¿Qué dirá la devota familia de Ebal de la visión de las sirenas y de la lujuria de David con la oveja que contonea sus caderas entre Casa de Gobierno y el bulevar Morazán?

 

HISTORIA DE SIRVIENTE

Por causa de constantes conspiraciones e intrigas palaciegas, los antiguos reyes y miembros de cortes reales tenían a su servicio un oficial de alto rango considerado de ciega confianza, con la tarea de servir las bebidas en la mesa, debía proteger la copa del rey ante riesgo de envenenamiento, se le denominaba “copero”, y su trabajo era probar un poco de vino antes de servirlo.- La posición del copero con el rey era de gran influencia y muy valorada, por lo que fueron pocos los elegidos en el paso de la historia. El copero solía estar presente en reuniones y conversaciones privadas de la realeza, por tanto, los requisitos para ese cargo eran rigurosos; se valoraba su porte, discreción, laboriosidad y coraje. En ciertas cortes, el oficio era realizado por miembros de la nobleza.- Con la Revolución Francesa el título de escanciador o copero desapareció, pero no los cargos de extrema confianza de los gobernantes, que ahora recaen en personas capaces de jugarse su prestigio y hasta realizar actos lejos de la ley y de la moral para complacencia de quien sirven, son fieles entrenados para obedecer.  

 

“AMOR A PRIMERA VISTA”

“Dos cosas me cautivaron de él, su capacidad de escuchar de verdad –oye y valora lo que uno dice- y lo otro es su mentalidad innovadora, atrevida, que rompe con los esquemas tradicionales, y eso va mucho con mi personalidad, porque siempre fui rebelde contra los dogmas y siempre he cuestionado todo”. Con esa vehemencia describió Ebal Jair Díaz Lupián, a un diario capitalino, su admiración al cuestionado gobernante nacionalista, Juan Hernández, al recordar el momento en que lo conoció en 2005, cuando fungía en la Dirección de Titulación del Instituto de la Propiedad y Hernández era secretario en el Congreso Nacional. A partir de ahí, se hicieron dos en uno, a tal grado que Ebal se precia de conocerlo tanto que es capaz de anticiparse a lo que piensa Hernández.

 

AZULES TEMEN EL MAL

Ebal Díaz, abogado de profesión, no es conocido por su simpatía, todo lo contrario, tiene un genio agrio, altivo, temido por sus correligionarios y adversarios políticos.

 

EL LIBERTADOR intentó conocer la opinión de algunos políticos sobre la personalidad de este personaje hasta hace pocos años desconocido, pero nadie se atrevió a hablar. “A ese le tienen tanto miedo como al jefe de él”. “Ese hombre es mala persona”. “Es un pobre desconocido”. “No tengo la mejor opinión, prefiero callar”, fueron las únicas expresiones de nuestros entrevistados. El clima de cobardía y miedo prevalece en los clientes del negocio gubernamental.- Desde que Hernández se convirtió en 2010 presidente del Poder Legislativo, Ebal ha ocupado varios puestos públicos a la vez, todos estratégicos y que afectan la vida de la nación. Primero le creó el cargo de gerente legislativo para impulsar la creación del marco jurídico del proceso de entrega del territorio y los bienes del país al capital monopólico nacional y transnacional, sin dejar por fuera los decretos que mantienen en secreto el drenaje de fondos públicos. 

 

“COPERO” DEL DICTADOR

De manera discreta, Ebal coordinó el trabajo de los legisladores para la militarización de la sociedad creando nuevas tropas y para la “hemorragia legislativa” al aprobar las leyes de corte neoliberal que ahora tiene a Honduras sumida en la pobreza, la deuda y la violencia castrense. Por esto, se deduce que fue de los primeros cómplices que supo del ilegal proyecto de reelección en la afiebrada cabeza de Hernández.

 

Así ha sido su carrera ascendente que ahora lo ubica como el hombre más visible del régimen. De forma nominal es secretario de la Presidencia, sin embargo su función va más allá.- El rol que desempeña se asemeja al del copero de la antigüedad, probar el vino antes de servirlo al rey. Todo documento relevante que llega a las manos de Hernández, primero debe ser visto, analizado y recomendado por Ebal. 

 

¡CUIDADO, “MINISTROS”!

Sobre sus espaldas recae la responsabilidad de “poner orden” en las secretarías de Estado, convoca al consejo de “ministros” y levanta actas, imparte órdenes en nombre del gobernante. ¡Ah! y cuidado con aquel funcionario que ose enviar una iniciativa de ley al Congreso Nacional, sin el visto bueno del “superministro”, seguro se ganará una reprimenda o el despido.- Este “hombre orquesta” aún tiene la gran “hoja de ruta” trazada por organismos internacionales para la entrega del país en pedazos, ZEDES las llaman; supervisó los proyectos de alianzas públicos privadas (APPs), también la ejecución del Centro Cívico Gubernamental, dirigido por mexicanos, donde siete gobiernos pagarán alquiler. La vivienda social, enmarcada en el proyecto “insigne” de este gobierno “Vida Mejor”, es otra de sus tareas. Fue el impulsador de la Ley de Incentivos al Turismo, que busca despojar a los pueblos originarios de sus territorios y entregarlos al capital privado.- El involucramiento de Ebal en el régimen nacionalista, es de tal magnitud que corre peligro de terminar su gestión envuelto en actos ilícitos que mandarían su alma al infierno eterno, donde según la Biblia, el gusano no muere.

 

NOTA VINCULADA:

FANATISMO MATERIAL

 

Ebal Díaz ha sido líder de la iglesia “Luz del Mundo” que aparenta ser cristiana apegada a principios bíblicos, pero es una secta cuyo liderazgo se da por sucesión como monarquía. La actual cabeza es el mexicano Naasón Joaquín García, sus feligreses le rinden pleitesía como al mismísimo hijo de Dios. 

 

Cuando analistas mexicanos hablan de la iglesia “Luz del mundo” usan dos términos, “fanatismo y ostentación material”, enmarcada en “la teología de la prosperidad”, donde el ingenuo creyente genera con su dinero una existencia terrenal opulenta a sus líderes. (Imagen, una de las iglesia en México).

 

Tegucigalpa. Ebal Jair son nombres hebreos del Antiguo Testamento de la Biblia judeo-cristiana, de madre mexicana y su padre hondureño, misionero de la iglesia  pentecostal machista “Luz del Mundo”, organización que nació en Guadalajara, México, fundada por un militar y con ramificaciones en muchos países.

El mayor líder de “Luz del Mundo” es el mexicano Naasón Joaquín García, quien al morir su padre se autoproclamó el ungido de “dios” para sucederlo en el trono. La feligresía lo adora como si fuera el hijo de Dios.- Esta secta religiosa coloca a las mujeres en plano inferior, obligadas a vestir faldas largas que tapan sus tobillos, deben usar pelo largo y cubrirse la cabeza con velo, no maquilarse ni lucir joyas. Tampoco se les permite predicar, opinar, leer la Biblia y orar cuando haya presencia de hombres. Ellas se sientan en el costado derecho de los templos y los hombres en el izquierdo.- Fuera de las actividades del templo, los líderes tienen que adoctrinar 60 personas, Ebal tenía esta “fuerza de tarea” en Tegucigalpa, parece que sus muchas contrataciones lo alejaron del “apostolado”.- La secta “Luz del Mundo” está vinculada al poder político de México, han apoyado candidatos presidenciales ofreciendo el voto de sus feligreses a cambio de favores económicos. Cuentan con organizaciones no gubernamentales e inversiones en la industria de la construcción; sus templos no pasan inadvertidos, sus diseños son excéntricos y lujosos. En San Pedro Sula tienen uno en forma de pirámide que evoca la cultura maya adoradora de dioses que los cristianos consideran paganos.

Comentarios  

-1 #2 José 07-04-2019 01:25
Es cuasi la misma dupla del Perú formada entre Alberto Fujimori y Vladimiro Montesinos. Ambos pagando hoy sus tropelías tras las rejas. Asimismo ocurrirá con El Hombre y Elmal Días, su miserable Copero. Olvidaron que aquí se paga duro por el daño contra los más humildes y miserables.
Citar
+1 #1 JOSUÉ Moncada 07-04-2019 00:41
Excelente semblanza, muy gustado símil, me llevó a la historia bíblica del Rey Artajerjes y Nehemias quien era su copero.
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar