EL LIBERTADOR logo

La Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), de acuerdo a la realidad de país de los últimos años, invertirá 12 millones de lempiras para ejecutar un moderno plan de seguridad para salvaguardar a los estudiantes y personal de la máxima casa de estudios.

 

Éste proyecto, tiene como objetivo un mejor control de la comunidad universitaria para evitar delitos en los campus a nivel nacional, mismos que van desde el abuso y acoso sexual, consumo de drogas y enfrentamientos violentos.

 

 

 

Redacción Central / EL LIBERTADOR

 

Tegucigalpa. La Universidad Nacional Autónoma de Honduras, presentó hoy en conferencia de prensa, un moderno plan de seguridad acoplado a la realidad nacional de los últimos años. Para su ejecución, la máxima casa de estudios hará una inversión de más de 12 millones de lempiras.

 

El plan abarca los campus a nivel nacional, y con los fondos se hará adquisición de equipo tecnológico que incluye cámaras de vigilancia, montaje central de una oficina de monitoreo, instalación de “botones de pánico”, drones de patrullaje con visión infrarroja, e incluso el desarrollo de una aplicación móvil para denunciar en tiempo real y tener respuesta inmediata de la seguridad.

 

Además, la UNAH instalará molinetes y puertas giratorias para dar acceso ordenado y seguro de estudiantes, personal docente y empleados administrativos. Por otro lado, en los vehículos se acoplará un sistema de radiofrecuencia, a través de tres tipos de stickers.

 

La inversión también repotenciará la iluminación y en ciudad universitaria, se concluirá el cierre del perímetro del campus. Cabe destacar, que este plan urgió la necesidad de crear un Consejo de Seguridad Universitaria, conformado por todos los sectores de la máxima casa de estudios, y operará como un órgano de apoyo y consulta a la Rectoría.

 

Las autoridades enfatizaron que para proteger a la población universitaria, ahora habrá un estricto control de ingreso y normas más rígidas de protocolo y supervisión. Esta nueva política prevé acabar con los asaltos, hurtos, agresiones sexuales, acoso sexual, amenaza de bombas, riñas, consumo de bebidas alcohólicas, tabaco y drogas.

 

El plan contempla también tener un servicio de asistencia vial en caso de que las personas tengan problemas mecánicos, también habrá escoltas para las horas y zonas “peligrosas”, siendo ambos solicitados a través de la aplicación, así también, una oficina para entrega y retiro de objetos extraviados.


Como punto a destacar, debido a los constantes conflictos entre la Policía y efectivos del Ejército, que frecuentemente optan por la represión violenta de la protesta estudiantil, la UNAH, ofrecerá un servicio médico de emergencia y atención a afectados por los gases tóxicos, y también asistencia psicológica en caso de ser víctima de delitos al interior del campus.           

 

En el último año, en la UNAH se han registrado varias denuncias de delitos como el asalto y el abuso sexual de mujeres estudiantes, algunos con connotación nacional y otros que han pasado desapercibidos, el plan de seguridad, será la respuesta de las autoridades ante un contexto de país, cada vez más obscuro.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar