EL LIBERTADOR logo

En trabajo conjunto, USAID, Mujeres de Fe que defienden Derechos Humanos, ONU Mujeres en Honduras y Ecuménicas por el Derecho a Decidir, bajo la dirección de la pastora Ana Ruth García, graduaron el pasado martes 29 de enero, un total de 55 jóvenes en prevención de la violencia contra la comunidad LGTBI.

 

 

 

Redacción Central / EL LIBERTADOR

 

Tegucigalpa. El pasado martes, varias organizaciones pro derechos humanos, graduaron a 55 jóvenes hondureños en prevención de la violencia contra la comunidad Lésbico Gay, Transexual y Bisexual (LGTBI).

 

Este proceso de formación, fue realizado por la ejecución del proyecto: “Empoderadas y seguras por una vida libre de violencia de género y por el fortalecimiento del empoderamiento económico de las mujeres en Honduras”.

 

Este proyecto es financiado por USAID, a través de la oficina ONU Mujeres en Honduras, ejecutado por la organización Ecuménicas por el Derecho a Decidir (EDD), bajo dirección de la pastora, Ana Ruth García.

 

La jornada, ha sido calificada como histórica, ya que se considera como una marca importante en el fortalecimiento de capacidades requeridas para la transformación de patrones que provocan la exclusión, discriminación y violencia en razón de la identidad de género.

 

El curso duró cuatro meses, constó de clases presenciales distribuidas en cinco módulos. En ese contexto, los graduados adquirieron conocimientos en áreas de discriminación por orientación sexual, política y sexualidad, combate a la discriminación, participación, incidencia y seguridad ciudadana.

 

Desde 2015 EDD, promueve y defiende los derechos de las mujeres y jóvenes, con especial énfasis en los derechos sexuales y reproductivos, y todas las formas de violencias desde una perspectiva ética, ecuménica y feminista en el marco del Estado laico. Bajo este contexto, seguirá con sus procesos de formación para diversos sectores sociales.

 

     

 

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar