Un sangriento inició alertó a los hondureños, el primer mes de 2019 registró un total de diez masacres, donde han perdido la vida 35 personas, según los reportes oficiales. En ese contexto, el jefe del Estado Mayor Conjunto, general René Ponce, declaró que estos eran “casos aislados”.

 

 

Redacción Central / EL LIBERTADOR

 

Tegucigalpa. Un total de diez masacres, que cobraron la vida de 35 personas dejó el primer mes de 2019. La violencia sigue arriba y no para, estos hechos violentos, incluso, intentaron ser degradados con declaraciones como las del jefe de las Fuerzas Armadas, general René Ponce, quien argumentó que las masacres eran “casos aislados” y que no podían empañar los trabajos en seguridad.

 

Los homicidios múltiples empezaron a registrarse desde el 1 de enero, el último suscitado, sucedió cuando ya agonizaba el mes, el día 30. Entre las víctimas, se registran 32 hombres, con edades entre los 16 y 21 años.

 

Además, tres mujeres perdieron la vida, una de ellas de 24 y el resto menores de edad, manteniendo la alarmante tendencia de que en Honduras, los jóvenes entre 15 y 30 años, son vulnerables ante la ola de violencia.

 

Cabe destacar, que Tegucigalpa, capital de Honduras, fue la zona más afectada, documentando dos masacres, uno en la colonia Villa Nueva y otro en el sector de El Carrizal, salida norte.

 

Los otros sucesos, se reportaron dos en Cortés: Puerto Cortés, San Pedro Sula; dos en Olancho: Patuca, Salamá; dos en Atlántida: La Ceiba y Tela; y, finalmente en Yoro y Copán.

 

En tanto, el 2018 cerró con 39 masacres, mientras que el discurso del régimen continua su celebración porque según su apreciación, “ya vivimos más seguros”, porque se redujo a 40 asesinatos por cada 100 mil habitantes.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar