EL LIBERTADOR logo

A través de un documento, firmado por los 14 países que conforman el grupo Lima, el Gobierno de Honduras reconoció, insólitamente, como presidente de Venezuela a Juan Guaidó (foto), tildando de “ilegal” al régimen constitucional de Nicolás Maduro.

 

 

 

Redacción Central / EL LIBERTADOR

 

Tegucigalpa. El Gobierno de Honduras, insólitamente, ha dicho el mandato constitucional del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, es ilegitimo, y en ese contexto, ha firmado junto a otros once países que forman el grupo Lima, un documento dando apoyo al diputado opositor Juan Guaidó.

 

El insólito pronunciamiento de Honduras, se suma a los de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Perú, Costa Rica, Panamá, Guatemala y Paraguay, además de Estados Unidos, quien es el principal promotor de lo que se califica en Venezuela como un golpe de Estado.

 

Según el documento, los once países apoyan un “proceso de transición democrática”, siguiendo la línea impuesta desde Washington, que por varios años ha intentado poner al presidente de Venezuela. En ese contexto, se prevé que el conflicto tenga consecuencias hasta de guerra civil.

 

Ayer, “bendecido” por EE.UU., el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Guaidó, se autoproclamó presidente interino del país, basándose en el artículo 233 de la Constitución de la República Bolivariana.

 

Sin embargo, analistas constitucionales de ese país, advierten que Maduro esa validación no tiene sentido, ya que Nicolás Maduro, ejerce sus funciones según lo mandado por la Carta Magna.

 

De momento, la respuesta de Maduro ante lo que cataloga como golpe de Estado, ha ordenado la ruptura de las relaciones diplomáticas con EE.UU., y ha dado un plazo de 72 horas para que los diplomáticos estadounidenses abandonen el país.

 

Los otros países de grupo Lima, México, Guyana y Santa Lucía, no se sumaron a esa decisión, de hecho, el presidente mexicano reafirmó su apoyo a Maduro; asimismo, Rusia, Turquía, Bolivia, Cuba, San Vicente, Uruguay, Irán y la República Popular China.

 

Cabe destacar que en el caso de Honduras, con un proceso electoral manchado por múltiples fallas en el sistema de conteo de votos, la oposición política, con el conocimiento de la Unión Europea y la Organización de Estados Americanos (OEA), denunció un fuerte fraude electoral.

 

A pesar de las pruebas que se presentaron, EE.UU. y OEA, no presionaron por repetir los comicios, tampoco declararon a Salvador Nasralla como presidente, tal y como lo han hecho con Guaidó.

 

Además el secretario de la OEA, Luis Almagro, todavía no ha reconocido públicamente el cuestionado mandato de Juan Hernández, que en un año, ha ahondado la crisis humanitaria de Honduras, provocando dos éxodos en varias caravanas migrantes.         

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar