El mandamás del Comando Sur, Craig Faller, se ha reunido con el gobernante de Honduras, Juan Hernández, para informarle que el país será sede de la Conferencia de Seguridad Centroamericana, asimismo para ponerse al tanto de los trabajos que el mandatario hace con el apoyo logístico y financiero que da Estados Unidos.

 

Faller dijo que el propósito de la reunión era “reunirme con nuestros amigos, escuchar sus preocupaciones, apreciar sus perspectivas con respecto a los retos de seguridad en la región y escuchar sus ideas de cómo podemos con efectividad trabajar juntos para abordar esos retos”.

 

 

 

Redacción Central / EL LIBERTADOR

 

Tegucigalpa. El comandante del Comando Sur de los Estados Unidos, el almirante Craig Faller, se reunió hoy con el gobernante hondureño, Juan Hernández, para coordinar acciones contra el narcotráfico y para informar que Honduras debe ser el anfitrión de la Conferencia de Seguridad Centroamericana.  

 

“Es apropiado que Honduras sea el anfitrión de la Conferencia de Seguridad Centroamericana este año”, dijo el almirante estadounidense, quien destacó que el Gobierno tiene voluntad para ser el anfitrión de uno de los eventos más importantes a nivel militar.

 

Según Faller, que Honduras acepte ese compromiso, denotará la voluntad de ser un “socio activo” en la región, y que respalda sus ánimos de seguir su sociedad con el Comando Sur, para construir y fortalecer el programa de Derechos Humanos.   

 

No obstante, reconoció que los objetivos y metas en materia de seguridad, “no se pueden lograr estrictamente por medios militares”. Faller, mencionó que las visitas las seguirá haciendo en la región con los líderes de cada país y con las embajadas estadounidenses.

 

Además, destacó la relación militar entre EE.UU. y Honduras, “entre nuestras Fuerzas Armadas y la importante cooperación en seguridad entre nuestros países”.

 

El propósito de la visita del líder castrense, es “reunirme con nuestros amigos, escuchar sus preocupaciones, apreciar sus perspectivas con respecto a los retos de seguridad en la región y escuchar sus ideas de cómo podemos con efectividad trabajar juntos para abordar esos retos”.

 

Confió también que entre Honduras y EE.UU., hay más que relaciones diplomáticas: “Nuestros dos países son más que tan solo vecinos; somos amigos desde hace tiempo que nos respetamos el uno al otro, nos tenemos confianza y trabajamos en conjunto por el bienestar de nuestro vecindario”.

 

Faller reveló que Honduras, El Salvador y Guatemala son los primeros países que visita en Centroamérica, pues han llamado mucho la atención por los desafíos en Seguridad que parecieran nunca superarse, ya que el tema de las caravanas migrantes, es sensible para su Gobierno, presidido por el magnate Donald Trump.

 

Según el mandamás del Comando Sur, las Fuerzas Armadas de Honduras, han actuado con profesionalismo para tener condiciones estables y una nación más segura para los ciudadanos.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar