El fracaso de la política energética del Gobierno de Juan Hernández obligará a los hondureños a pagar más de 19,000 millones de lempiras, ya que de acuerdo con el economista, Hugo Noé Pino, Empresa Energía Honduras (EEH), tiene altas probabilidades de ganar la demanda que presentó contra el Estado.

 

El doctor Pino ha concluido que desde el principio la Alianza Público Privada (APP) con EEH estuvo mal negociada y mal ejecutada; además, mencionó que a tres meses de las elecciones es claro que el fin es culpar a la empresa por la crisis energética y dejar problemas al nuevo Gobierno.

 

Redacción Central / EL LIBERTADOR

 

Tegucigalpa. El doctor en economía, Hugo Noé Pino, dijo a EL LIBERTADOR que el desastre energético creado por el actual Gobierno de Juan Hernández deberá ser pagado con dinero proveniente del bolsillo de los hondureños y solventado por la nueva autoridad que tome posesión del poder en enero de 2022.

 

Este día las autoridades de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), “retomaron” las riendas del rubro energético, luego de que la  Superintendencia de Alianzas Público Privadas (SAPP) confirmó la intervención de la Empresa Energía Honduras (EEH), por supuestos incumplimientos en cuanto a la reducción de las pérdidas energéticas y la mora.

 

En ese contexto, el doctor Pino, aseguró que si bien ambas empresas han incumplido convenios del contrato, EEH tiene altas posibilidades de ganar la demanda de 805 millones de dólares –equivalente a 19,283 millones de lempiras al tipo de cambio–, que aseguraron impondrían al Estado hondureño.

 

“Este contrato está en el marco de una alianza publico privada mal negociada, mal firmada y mal ejecutada por lo tanto el peso de la carga en estos contratos siempre será a favor de la empresa en este caso de Energía Honduras”, aseguró el economista.

 

Advirtió que el afectado con este conflicto entre estas dos empresas es el pueblo hondureño ya que éste deberá pagar la millonaria cifra a través del pago de impuestos, pasando a ser responsabilidad del Gobierno que ascienda en enero de 2022, que tendrá que limitar la inversión en obras sociales, como apoyar Salud y Educación, para pagar más deuda.

 

“Los contribuyentes que pagan impuestos deberán cargar con lo que considero un elemento más del fracaso de la política energética del Gobierno de Juan Hernández”, sentenció.

 

Por otro lado, el doctor Pino criticó que la intervención se realizó a tres meses de las elecciones generales con un objetivo político, debido a que el problema ha existido desde años atrás: “Lo que quieren es tratar de descargar sobre la empresa EEH todo el peso de la ley del desastre financiero que es actualmente la ENEE”.

 

Amplió que el siguiente Gobierno tendrá un gran reto para recupera la institución y para ello se deberá realizar una auditoria forense a la ENEE, con el fin de conocer la situación exacta de la institución, luego conformar una mesa de soluciones con empresa privada, colegios de profesionales y ex autoridades de la empresa, y finalmente, ir informando a la sociedad de los avances para que esta pueda recobrar la confianza.

 

Cabe destacar que según una investigación realizada por el Observatorio de Política Criminal Anticorrupción (OPCA) del Consejo Nacional Anticorrupción (CNA), evidenció que desde la contratación de EHH, la crisis en la ENEE se agudizó desmesuradamente, acumulando una deuda de 82,029 millones de lempiras.

 

Entre los hallazgos de la investigación se constató que antes de la entrada de la EEH, en 2016, la estatal adeudaba una cantidad estimada de 43,514 millones de lempiras; sin embargo una vez que se contrató la empresa colombiana contrario a una reducción de la deuda, se incrementó casi el doble.

 

EEH fue contratada mediante el Decreto Legislativo No. 118-2013, el 18 de febrero de 2016, hasta agosto de 2023, con el objetivo de: recuperar pérdidas de la ENEE, reducción de pérdidas en cuanto a medición facturación y cobro de energía, asimismo mejorar la calidad de atención al usuario, según lo establece el contrato.

 

En 2021, el régimen de Hernández, que presionó para que la empresa colombiana fuera regente del rubro energético, le ha declarado la guerra, esto, según la apreciación del doctor Pino y otros economistas, sólo provocará mayor crisis.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar