EL LIBERTADOR logo

A penas con 11 días el 2019 empezó exageradamente sangriento, ya que hasta el momento, se han registrado al menos 27 muertes violentas, de estas, 15 víctimas resultaron de cuatro masacres y las 12 restantes, se identificaron como homicidios con arma de fuego y arma blanca.

 

 

Redacción Central / EL LIBERTADOR

 

Tegucigalpa. Una alarmante cantidad de muertes violentas han dado la bienvenida a hondureños en 2019. De acuerdo con el monitoreo que ha hecho EL LIBERTADOR, hasta hoy 11 de enero, se han registrado 27 asesinatos, de los cuales 15 corresponden a las cuatro masacres suscitadas hasta anoche.

 

El primero homicidio que se registró recién comenzando el año, suscitó en el sector de Buenos aires, Puerto Cortés, norte de Honduras, dejando con ello tres personas muertas. Según el reporte, el crimen ocurrió con sujetos que se transportaban en bicicleta, fuertemente armados, quitando la vida a Oscar Paz, Ramón Cornejo y Héctor Borjas.

 

Al siguiente día, 2 de enero, la segunda masacre, trascendió en el departamento de Yoro, dejando también tres víctimas mortales, acusados de ser supuestos asaltantes y presentando heridas de arma de fuego. Los occisos: Alexander Irías, Wilmer Velásquez y Marlon Oquelí, presuntamente fueron llevados por criminales para ser ultimados a un sector montañoso de la comunidad de La Trinidad.

 

El 06 de enero se registraría una tercera masacre, en la madrugada del domingo, dejando como resultado 4 personas muertas quienes fueron ultimadas en el municipio de Tela, por criminales desde un vehículo pick-up color rojo. Las víctimas fueron identificadas como: José Monroy, Reyna Portillo, Cristian Cartagena y José Aguilar, estos últimos perecieron en un centro asistencial. Según informes los occisos, se destinaban a realizar actividades de corte de café

 

Mientras que ayer, en horas de la noche, en el sector 1 de la colonia Villa Nueva de Tegucigalpa, ciudad capital, cinco jóvenes fueron asesinados en un punto donde se mantenían en conversaciones, en ese instante fueron acribillados por desconocidos que dispararon en repetidas ocasiones hasta arrebatarles la vida, siendo ésta la cuarta masacre de 2019.

 

Las víctimas fueron identificadas como Jeidi Escalante, Willian Miguel Escobar, Cristian Andino, Noe Abrahan Zuniga y Edwin Fernando Cabrera Escobar. Cabe destacar, que uno de los asesinados Miguel Escobar, se encontraba en silla de ruedas, secuela de un atentado de una masacre sucedida un año atrás en la misma colonia, resultando herido y quedando paralitico. De acuerdo, con el testimonio de la madre de Jeidi Escalante, ella llegó al lugar para entregarle unos pañales a su amigo Miguel Escobar.

 

A medida transcurren los días del mes de enero, la lista de asesinatos se ha incrementado, sumando un total de 12 muertes violentas a nivel nacional, donde los cuerpos presentaban heridas de arma de fuego, arma blanca, e incluso algunos fueron preliminarmente descuartizados.

 

Lo anterior, contrasta con lo que dijo hoy el gobernante Juan Hernández en la ceremonia de ascensos de la Policía Nacional, institución que celebra su 137 aniversario en medio de una interminable depuración y con números alarmantes de violencia.

 

Hernández, afirmó que “se logró detener la tendencia de crecimiento de homicidios”, al cierre de 2018, la tasa de homicidios era de 43 por cada 100 mil habitantes, gravísima según la medida aceptada a nivel internacional de 8/100 mil. Además, la violencia ha sido uno de los factores por los que los hondureños optan por huir en éxodo a Norteamérica.   

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar