Los padres que lleven a sus hijos en la nueva caravana, que prevé salir de San Pedro Sula la próxima semana, recibirán una represalia, según lo advirtió la jefa del Programa de Migración de DINAF, Rosa Estrada, quien además dijo que ya están alertas de este éxodo.

 

 

 

Redacción Central / EL LIBERTADOR

 

Tegucigalpa. Con la alarmante salida del nuevo éxodo de hondureños, las autoridades de la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia (DINAF), han advertido que penalizarán a los padres que piensen en llevar a sus hijos menores de edad en la caravana, misma que saldrá de San Pedro Sula la próxima semana.

 

Con reportes oficiales, se identificó que el 30 por ciento de niños que migraron con sus padres en el éxodo a finales del 2018, sufrieron por deshidratación, hambre y el veril cansancio que afrontan durante su recorrido hacia Estado Unidos, presentándose en un estado crítico, sería está la razón por la que DINAF, tomará acciones legales contra los padres.

 

La jefa del Programa de Migración de DINAF, Rosa Estrada, señaló que migrar es un derecho para todas las personas, pero poner en riesgo a los niños con su salud física, mental y exponerlos a la criminalidad que se vive en los países del norte, no puede aceptarse.

 

“Nosotros hemos implementado desde hace unos meses el poder amonestarlos de una manera escrita apegadas a los fundamentos de derecho que nos faculta el Código de la Niñez y La Constitución de la Republica”, comunicó la funcionaria.

 

Amplió que haciendo mención del Código de la Niñez en su artículo 50, los padres serán amonestados por poner a los menores en un estado de vulnerabilidad.

 

Señaló que este anuncio no es para iniciar una confrontación con los padres de familia que migrarán hacia el norte, sino que de manera apacible se les está tratando de mostrar el riesgo que presentaran los menores de edad.

 

Indicó a los padres de familia, evitar este escenario de peligro para sus niños, y así “coincidir y abordar otras instancias”, afirmando que lo importante es salvaguardar a la niñez ante la salida del próximo Éxodo Migratorio.

 

Sin embargo, los ciudadanos expresan que de permanecer en el país, continuarán viviendo la máxima pobreza, la inseguridad y la corrupción, asumiendo el riesgo que se puede presentar en el camino hacia el norte, para dejar de vivir la crisis humanitaria que afronta actualmente Honduras.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar