EL LIBERTADOR logo

“Pronto nos verán juntos otra vez”, así lo ha dicho el presidente del PINU, Guillermo Valle (foto en texto), en el marco del 40.º aniversario de este instituto político, quien se ha caracterizado en los últimos años por forjar alianzas para buscar el bienestar social de los hondureños, y fue pilar importante en la histórica Alianza de Oposición Contra la Dictadura, coalición que hizo frente al régimen en las “elecciones más cuestionadas de la historia”.

 

 

 

Redacción Central / EL LIBERTADOR

 

Tegucigalpa. El Partido Innovación y Unidad Social Demócrata (PINU-SD), celebró el pasado martes su 40.º aniversario de fundación, anunciando que pronto los hondureños verán la unidad de todos los bloques de oposición en un contexto similar al que fundó la histórica “Alianza de Oposición Contra la Dictadura”.

 

El presidente del PINU, Guillermo Valle, dijo que recordar la lucha de personas valientes ha llenado a este instituto político, para que hoy más que nunca, siga el camino que los padres fundadores marcaron. “Ese camino no se puede perder porque cuando uno actúa con honestidad e integridad, todo funciona bien”.

 

Valle, agregó que “el PINU no es un partido pequeño, nunca lo ha sido, el PINU es un partido gigante y brillante”, tras agregar que la misión del partido es luchar para “construir esta nueva Honduras que nuestros fundadores señalaron, y lo hacemos con mucha satisfacción y orgullo, día a día para rescatar a nuestra nación que no merece estar gobernada por personas indignas, corruptas y cuyos parientes han estado ligados al narcotráfico”.

 

“El PINU en sus 40 años y todos los días, exige la renuncia de los corruptos que tienen a Honduras en calamidad, aquí las caravanas se ven precisamente por eso, las plagas de corrupción, impunidad, pobreza, desigualdad y narcotráfico, eso tiene que parar”, amplió el presidente de este instituto político.

 

Para Valle, Honduras vivirá una “revolución de valores y principios, revolución pacífica con la no violencia activa, la resistencia pacífica, la desobediencia civil, y lo vamos a hacer parando el cáncer de la impunidad”.

 

Asimismo, dijo que el PINU seguirá en alianza con el pueblo, precisamente la unidad es una de las características de este partido político, y ante el contexto actual, Valle envía un mensaje a los hondureños: “el PINU junto con los principales sectores de oposición de Honduras, ya está trabajando para que nos volvamos a unir”.

 

Valle añadió: “Pronto nos verán juntos otra vez como lo hicimos con la histórica Alianza de Oposición Contra la Dictadura, que triunfó y le dejó al PINU su primera presidencia de la República, que nunca vamos a olvidar que nos la robaron para imponer una dictadura con gente corrupta, inescrupulosa que no tiene amor patrio, ni decencia, y se tienen que ir”.

 

Por su parte, el doctor Enrique Aguilar (foto), uno de los padres fundadores del PINU, advirtió que el bipartidismo en Honduras nunca fue muy provechoso, ya que considera que la histórica lucha ganada en 1978 cuando se logra inscribir el partido, se ha mantenido como una opción de innovación en la política hondureña.       

 

Recordó que el PINU se había convertido en el tercer partido político, y fue quien abrió las puertas a otros para crear la pluralidad electoral en el país. Asimismo, destacó que “indudablemente en las últimas elecciones el PINU unido a otros grupos políticos, logró el triunfo, pero nos robaron lamentablemente la elección y teníamos nosotros ya un candidato ejerciendo la presidencia de la República”.

 

Como uno de los logros más grandes de este partido, el doctor Aguilar resaltó la elaboración de la vigente Constitución de la República, “78 artículos son pinuistas, por eso es que la defendemos”. En cuanto al tema de reelección, reiteró que “la condenamos, es inconstitucional y reiteradamente lo hemos señalado, el pueblo debe analizar ese irrespeto a la ley que indudablemente deja mucho que desear de los actuales gobernantes”.   

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar