Por no poder justificar 44 millones de lempiras, la justicia hondureña sentenció hoy a 17 años de prisión para José Miguel Handal “Chepito”, y para su esposa Ena Elizabeth Hernández 16 años. Ante esto, se presume que Estados Unidos hará efectiva la extradición una vez que la defensa reciba la decision sobre el recurso de casación.

 

 

 

Redacción Central / EL LIBERTADOR

 

 

Tegucigalpa. La justicia hondureña sentenció hoy a José Miguel Handal a 17 años de prisión por el delito de lavado de activos; su esposa, también juzgada por esa infracción, recibió una condena de 16 años.

 

Sus abogados refirieron que por ahora van a trabajar en el recurso de casación, y recordó que un juez declaró a lugar su extradición a Estados Unidos, donde “él está interesado en viajar y comparecer”.

 

Ambos no pudieron justificar sus bienes, por lo que el juez que conoce el caso dictó la condena. Sus apoderados legales agregaron que esperaran que la Corte Suprema de Justicia (CSJ) se pronuncie sobre un caso en el que su cliente recibió una pena en la ciudad de La Ceiba.

 

En ese caso, se presume que aparecieron unos motores a su nombre, y además, el caso por el que hoy recibió sentencia, no impide el proceso de extradición, pero sí el hecho de que el juicio no había terminado.

 

En 2013, el Departamento del Tesoro de EE.UU. incluyó en su lista de Oficina de Control de Activos Extranjeros a “Chepe” Handal y a su esposa; Handal fue detenido en 2016 y en noviembre de ese mismo año, el Tribunal de Sentencia de La Ceiba, lo condenó por tráfico de drogas de complicidad.

 

Para agosto de 2017, un juez declaró culpable a su esposa por lavado de activos en perjuicio del Estado de Honduras, al no poder justificar 44 millones de lempiras.  

 

 

 

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar