Otra vez la justicia se ensaña contra los estudiantes hondureños, anoche un juez decretó prisión preventiva contra el joven estudiante de “la Nacional”, Hery Yovani Flores (foto), acusado por incendio agravado en un hecho que habría ocurrido en octubre de 2019; el universitario fue detenido ayer después de protestar contra las ZEDE, informaron órganos de derechos humanos.

 

 

Redacción Central / EL LIBERTADOR.

 

Tegucigalpa. El Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (Cofadeh), ha denunciado que el Juzgado de Letras Penal de la Sección Judicial de Tegucigalpa, ha emitido prisión preventiva para el estudiante universitario, Hery Yovani Flores, señalado por el supuesto delito de incendio agravado, amparados en la “Ley Antiterrorista” aprobada en 2017 para criminalizar la protesta social.

 

Según trascendió, anoche agentes de la Dirección Policial de Investigación (DPI), dieron captura al joven estudiante de la carrera de Nutrición de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), acusado del siniestro que habría sido provocado el 24 de octubre de 2019 en perjuicio de una farmacia en una de las protestas de la Plataforma para la defensa de la Salud y Educación.

 

El joven fue detenido mientras se desplazaba con su madre luego de participar en una protesta contra las inconstitucionales Zonas de Empleo y Desarrollo Económico (ZEDE), siendo registrado en las instalaciones de la DPI en la colonia Kennedy de Tegucigalpa y posteriormente trasladado al Juzgado en el barrio La Granja.

 

Según denuncio Cofadeh, el Poder Judicial decretó que anoche a eso de las 7:00 en punto, se realizara la audiencia de declaración de imputado, que habría terminado horas más tarde con la orden del juez de dictar prisión preventiva, decretando también que el universitario fuera enviardo al centro penal de “máxima seguridad” ubicado en El Porvenir, Francisco Morazán.

 

Cabe señalar que este centro penitenciario, se ha convertido en zona inestable debido a las reyertas que cada vez son más frecuentes, el pasado 9 de junio al menos siete reos resultaron heridos de bala.

 

Defensores de derechos humanos y dirigentes estudiantiles han criticado que mientras un estudiante que no ha sido juzgado es enviado a prisiones construidas para reos de alta peligrosidad, los políticos señalados en casos de corrupción, reciben medidas alternas a la prisión o son enviados a los cómodos batallones del Ejército.        

 

El pasado 5 de junio el maestro Rommel Herrera, capturado también por participar en una protesta en defensa de la Salud y la Educación, fue puesto en libertad tras dos años y cinco días en prisión, acusado también de incendio agravado.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar