Desde ayer lunes, el personal médico del hospital Mario Catarino Rivas de San Pedro Sula, norte de Honduras, se fue a paro de labores ya que el Gobierno aún no les ha acreditado el pago de salarios correspondiente a los meses de agosto y septiembre.

Ante esa situación, unos 250 miembros del personal del hospital están siendo afectados, los principales son los anestesiólogos e instrumentistas, y debido al paro, se han cancelado todas las cirugías electivas y sólo se opera a los pacientes de emergencia.  

 

 

 

Redacción Central / EL LIBERTADOR

 

Tegucigalpa. El personal médico del hospital Mario Catarino Rivas de San Pedro Sula, mantuvieron el paro de labores este lunes, ya que aseguran que las autoridades de Salud aún deben dos meses de salario.

 

Los manifestantes, afirman que el Gobierno debe a empleados por contrato, médicos generales, especialistas, enfermeras, personal administrativo y personal de atención al usuario del centro asistencial.

 

De acuerdo con el anestesiólogo, Merlin Sosa, la Secretaría de Salud no se mueve para resolver la crisis salarial. Como resultado de este paro, comentó que se han suspendido las cirugías electivas y que únicamente se atienden las emergencias quirúrgicas.

 

Sosa advirtió que si el Gobierno no cancela hoy la deuda, el paro seguirá. Se presume que al menos 250 empleados del área de operaciones están siendo afectados y para ponerse al día, las autoridades necesitan 44 millones de lempiras, ya que cada instrumentista gana alrededor de 14 mil lempiras.

 

Explicó que en ese centro asistencial, se atienden 200 pacientes en cirugía a diario, pero que por la deuda el hospital está operando sólo a 60 enfermos.    

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar