EL LIBERTADOR logo

Las autoridades universitarias no han llamado a dialogar a los estudiantes que exigen mejores condiciones para realizar prácticas profesionales y la derogatoria del nuevo sistema de matrícula por índice académioco

 

Redacción Central / EL LIBERTADOR

 

Tegucigalpa. La Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) retomó sus actividades académicas este lunes, tras una semana de protestas que culminó con el desalojo de los estudiantes que han pedido dialogar con la rectora Julieta Castellanos.

  

Las clases se reprogramaron para hoy, tanto en Ciudad Universitaria, como en otros centros regionales, a excepción de la Universidad del Valle de Sula, y se anunció que se compensará el tiempo paralizado.

 

Los protestantes han denunciado la masiva presencia de miembros de la Policía Nacional, que están a la espera que se cumpla las 24 horas de plazo que emitió un juez local para que el campus sea desalojado.

 

Horas atrás, el togado había emitido medidas sustitutivas a un grupo de jóvenes, a quienes se les prohibió el reingreso a la UNAH mientras se evacuan pruebas de su presunta participación en la huelga que demanda mejores condiciones para los futuros odontólogos.

 

A esta hora, la rectora se ha resistido llamar al diálogo a los estudiantes y se reconfirmó la cancelación del periodo académico para odontología, justificando que paralizaron labores durante un mes.

 

Por su parte, el estudiantado decidió que la protesta de hoy se hará con camisas negras, en señal de censura que, a su juicio, ha sido aplicado por la rectoría.

 

Cabe mencionar que ya se cumplieron 24 horas que los educandos entregaron las instalaciones del alma mater, en cumplimiento de una resolución de una juez, que llegó acompañada por efectivos policiales para verificar que se cumpliera el mandato.

 

 

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar