La Secretaría de Finanzas ha afirmado esta semana que el Presupuesto General de la República para 2019, será de 261,500 millones de lempiras, que representa el 48.5 por ciento de la producción nacional total del país en 2017 o Producto Interno Bruto (PIB).

 

Mientras el FMI estima para 2019 una caída en la proyección de crecimiento económico en Honduras y América Latina, el gobierno aumenta el gasto, sobre todo, para pagar deuda externa y financiar militarización de la sociedad, a pesar del pedido del gremio empresarial, que ahogado por las crisis económica, social y electoral, advirtió que no aceptará más impuestos.

 

Construcciones como la nueva casa de gobierno (FOTO) conocida como Centro Cívico Gubernamental (CCG), mantener militares en las calles, el populismo social y compras onerosas de equipos y naves de guerra, ha implicado gastos excesivos e innecesarios del actual gobierno, según analistas y economistas consultados por EL LIBERTADOR.

 

 

 

Redacción Central / EL LIBERTADOR

 

Tegucigalpa. La Secretaría de Finanzas (Sefin), informó ayer viernes que el Presupuesto General de la República para 2019, será de 261,500 millones de lempiras, teniendo un aumento del seis por ciento en comparación con el que se aprobó para 2018, que fue de 243,100 millones de lempiras, citan registros del gobierno. 

 

La titular de Finanzas, Rocío Tábora, mencionó que la administración central del gobierno creció nueve mil millones de lempiras y que el sector descentralizado, siete mil millones de lempiras.

 

Sobre estas cifras, explicó que “lo importante en estos siete mil millones de lempiras es que se creció en el sector descentralizado con fondos propios, es decir, institutos de pensiones que recuperaron recursos e instituciones como la portuaria que creció”.

 

Cabe destacar que el Producto Interno Bruto (PIB), que es el valor monetario de los bienes y servicios finales producidos por una economía en un período determinado (en un año generalmente), para el cierre de 2017 en Honduras se situó en 539,699 millones de lempiras, según cifras del Banco Central de Honduras. (Las cifras corresponden al PIB a precios corrientes o nominales que son las utilizadas para fijar el Presupuesto de la República)

 

De ese modo con la propuesta de Sefin, el presupuesto del gobierno de Honduras para 2019 de 261,500 millones de lempiras, aprobado por ley en septiembre de cada año, equivale al 48.5 por ciento del PIB o producción nacional total del 2017.

 

Tábora, dijo además, que el crecimiento en recursos de la administración del gobierno será de al menos cinco mil millones de lempiras, que se obtendrán de “fondos externos”, y que el crecimiento de casi un 25 por ciento responde al “incremento de los bonos que tuvimos que pagar a los generadores de energía eléctrica. Eso hizo que creciera ese servicio de la deuda”.

 

Argumentó que el tema de energía eléctrica debe resolverse desde la estructura, porque “no podemos seguir creciendo el servicio de la deuda por ese concepto”. También aseguró que las instituciones de pensiones están bien, pero que otras instituciones de la administración central no generan ingresos y que más bien brindan servicios haciendo crecer la masa salarial.

 

Con relación a los pagos a maestros y médicos, justificó que esos gremios, que a pesar de tener sistemas deficientes, es necesario mantenerles activos, “además de que también se invierte en infraestructura”.

 

Agregó que ahora se discutirá con el Consejo de Secretarios de Estado, allí se presentará el presupuesto que debe ser aprobado para el mes de diciembre, basándose en la Ley de Responsabilidad Fiscal.  

 

“El martes, el Consejo de Ministro, podríamos entregar el proyecto de Presupuesto General a los diputados o hacerlo el miércoles por la mañana”, cerró diciendo Tábora.

 

A inicios de semana, el gremio empresarial advirtió que incrementar el presupuesto del gasto público, es un tema que debe socializarse, ya que a pesar de la reformas al 1.5 por ciento del Impuesto Sobre la Renta (ISR), el país mantiene la tasa más alta en impuestos de la región, sumado a la extorsión de grupos criminales, que sigue generando dudas a empresarios.

 

El presidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (COHEP), Juan Carlos Sikaffy, dijo que el sector privado “bajo ningún punto aceptaremos más impuestos”. Solicitó que era necesario ver la estructura del presupuesto para hacer comentarios oportunos, pero que lo mejor era no aumentarle al gasto público.

 

Sikaffy reflexionó sobre el golpe económico de la actual crisis política, misma que aún no se ha resuelto y que se ahonda porque cada semana el dólar tiene más valor sobre el lempira y los combustibles aumentan constantemente, esto, según la investigación de EL LIBERTADOR, provoca la permanente degradación social y económica de las familias hondureñas. Precisamente, el Foro Social de la Deuda Externa en Honduras (FOSDEH), ha referido que “Honduras es el país de lo usado”.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar