“La industria dulce” hondureña genera unas 200 mil fuentes de trabajo entre empleos directos e indirectos, que equivalen a llenar seis veces el estadio Nacional de Tegucigalpa o, bien, dos veces el estadio Azteca en México, que es uno de los más grandes del mundo.

 

Redacción Central / EL LIBERTADOR

 

Tegucigalpa. La Asociación de Productos de Azúcar de Honduras (APAH), en el marco del XXI Congreso de Técnicos Azucarados de Honduras, ATAHON 2018, presentó su Memoria de Sostenibilidad. Con esto, la APAH se convirtió en el primer gremio de Centroamérica que realiza un informe a tono con Estándares de la Iniciativa del Reporte Global, (GRI Standards, siglas inglés).

 

La presentación, que se llevó a cabo en el Centro de Convenciones del Hotel Honduras Maya, en Tegucigalpa, demostró por qué la caña de azúcar es una llave para el desarrollo de Honduras, así como una indiscutible fuente de orgullo nacional que contribuye a la construcción de nuestra identidad como hondureños.

 

“Si pensamos que trabajar en un mismo rubro era lo único que nos unía como sector, hoy con convicción les puedo decir que el elemento que hoy nos tiene más afianzado como agroindustria azucarera es el sueño que todo tenemos de construir una Honduras mejor para el futuro”. Con estas palabras comenzó su intervención Ricardo Sierra, director de la Unidad Técnica Económica de la APAH.

 

Dentro de los datos presentados se demostró el importante número de empleos directos e indirectos que genera el sector, alcanzando 200 mil fuentes de trabajo que equivalen a llenar seis veces el estadio Nacional de Tegucigalpa o bien dos veces el estadio Azteca en México, el cual es uno de los más grandes del mundo.

 

En este sentido, Ricardo Sierra agregó que “la gran mayoría de estos empleos son en zonas rurales y dirigidos a hondureños que están viendo oportunidades de desarrollo y crecimiento en nuestro país lo cual los lleva a muchos casos a descartar la idea de traspasar las fronteras en busca de un mejor vivir”.

 

Según el informe, las sostenibilidad es esencial para una Honduras más próspera y el reporte muestra también cómo la agroindustria de la caña de azúcar protege el medioambiente, entre otras medidas, gracias a la reforestación de 12 mil hectáreas de bosques, lo cual equivale aproximadamente a la superficie de la isla de Roatán.

 

Por otro lado, el impacto de las acciones de responsabilidad social, lideradas por FUAZUCAR, benefician a más de 300 mil personas al año, número similar a dos veces la población de Comayagua.

 

“Esta Memoria de Sostenibilidad de la agroindustria de la caña de azúcar es una total evidencia de cómo el sector trabaja a diario por una Honduras más próspera para el futuro. La caña de azúcar de Honduras es sin duda una llave para el desarrollo de nuestro país y gracias a los beneficios que trae a las personas, se convierte también en una fuente de orgullo nacional y símbolo de nuestra identidad trabajadora de todo los hondureños”, indica el reporte de la industria.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar