Este periódico habló hoy con el líder del Partido Liberal de Honduras, Luis Zelaya, previo a que mañana martes oficialmente se suscribe el “Diálogo Nacional”, a instancia de la ONU, donde se espera que las fuerzas políticas logren acuerdos para superar la crisis nacional que ya data de casi una década, y acentuada tras las críticas de fraude en las elecciones de noviembre de 2017.

 

Después de esta entrevista, el Ejecutivo firmó un documento donde acepta los acuerdos del diálogo, afín que no se atrase alcanzar consensos por la ausencia de Juan Hernández.

 

Zelaya anuncia en este diálogo “Pandora dos”, hecho que moverá las estructuras del país cuando el Departamento de Estado anuncie la nueva lista de imputados.

 

 

Redacción Central / EL LIBERTADOR

 

Tegucigalpa. Honduras es hoy una sociedad en extrema crisis. Todos los sectores coinciden en que no ofrecer respuestas cuanto antes a la problemática que en todas en sus formas asfixia al pueblo hondureño, los efectos pueden ser impredecibles.

 

Con relación a la firma, en las oficinas de la ONU en la capital hondureña, del documento vinculante de las fuerzas políticas que participarán en el Diálogo, este periódico sostuvo una breve conversación con el líder Liberal y excandidato a la presidencia, Luis Zelaya.

 

- ¿Qué significado tiene para los hondureños el acuerdo que se concretará mañana en función del diálogo nacional?

- Una oportunidad de que el país tenga una válvula de escape para resolver sus diferencias a través del diálogo, de una forma sensata, constructiva, propositiva; no queremos violencia en el país ciertamente, si no tenemos esta ventana, que es el diálogo, esta puerta que representa un dialogo, podemos caer en conflictos como lo estamos viendo en los países vecinos; no lo queremos, lo queremos evitar, pero hay una de las partes como el gobierno que piensa diferente, ojalá que mañana puedan reflexionar y firmen el decreto vinculante y que firme lo que se comprometió que es el documento de compromiso.

 

¿A su juicio, por qué no firmar el documento vinculante?

- Hay dos factores que no quieren diálogo en Honduras: Manuel Zelaya Rosales quien lo ha dicho públicamente, que no cree en la mesa de diálogo de la ONU, pero si cree en un diálogo en el Congreso con Mauricio Oliva, lo que para mí es una dualidad; el otro es Juan Orlando Hernández, que ha dicho públicamente a la comunidad internacional (que está de acuerdo), pero en hechos concretos es todo lo contrario. Ambos no quieren diálogo, los une un criterio que es la Asamblea Nacional Constituyente.- Una Asamblea Constituyente puede llevar a un caos, pero no quiero creer que ésta sea una estrategia que se lleve al país en contra.

 

- Mañana se firma el documento vinculante y comienza el diálogo oficialmente o no ocurre ¿En ambos escenarios, que espera a Honduras?

- El segundo escenario no me lo quiero imaginar, ¡de verdad!, hoy le voy a pedir a Dios que nos ilumine a todos los políticos mañana, que se piense en el país, porque no teniendo esa mesa de diálogo donde podamos unir nuestras diferencias y ponernos de acuerdo en verdaderos temas del país. Hace dos semanas tuvimos el caso de los transportistas, mañana puede ser otro. Va a salir un dictamen “Pandora dos”, va a salir un listado que viene del Departamento de Estado y eso va a mover al país, ojalá que no perdamos el diálogo, vamos a empezar a construir, vamos transparentemente con nuestra posición, así se decide que sea abierto el diálogo a los medios de comunicación, está bien, para que la gente sepa cuáles son las posiciones de uno y otro, ya que aquí no hay nada que ocultar.

Comentarios  

-2 #1 Emilio González 14-08-2018 19:13
Este individuo es un político light, profesa un discurso vacío y fácil y totalmente cursi....su insistencia ante la negativa de Mel deja entrever cierta altanería propia del seudo-líder sin seguidores, el sargento sin tropa...junto con nasralla no son más que peones del sistema... interesados pendejos útiles.
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar