El organismo empresarial cuya membresía concentra el gran capital de Honduras, ha llamado al orden a los políticos y los advierte: "… estamos convencidos que el diálogo sincero propicia el desarrollo económico y social, elevamos nuestra voz, para que los actores políticos de Honduras no continúen poniendo en peligro la estabilidad social”.

 

 

Redacción Central / EL LIBERTADOR

 

Tegucigalpa. El Consejo Hondureño de la Empresa Privada (COHEP), ha mostrado esta semana preocupación y cansancio con la conducta errática de la élite política del país.

 

Al respecto, el presidente de ese organismo, Juan Carlos Sikaffi, manifestó la "profunda preocupación" de los empresarios, ya que "las acciones y omisiones de la clase política está afectando la economía familiar de los nacionales".

 

El COHEP, cuyos miembros concentran el mayor capital de Honduras, ha puesto claro al Gobierno y a la oposición y los llama a un "diálogo sincero" que resuelva la crisis postelectoral del país y les ha pedido que "no continúen poniendo en peligro la estabilidad social" de la nación y las futuras inversiones.

 

Sikaffi aceptó que los hondureños viven una "situación de incertidumbre social y política" como consecuencia de "la falta de diálogo sincero de los diferentes actores políticos y sociales, y eso, cada día representa debilitamiento de la institucionalidad y pérdidas económicas".

 

“El Gobierno, políticos y empresarios deben evitar que nuestro pueblo se vea obligado a emigrar buscando un mejor futuro para sus familias", recordó al Gobierno al máximo dirigente empresarial, dado que ese éxodo es el reclamo permanente del gobierno de Estados Unidos a los gobiernos, en particular, al de Honduras, que se ha convertido en los últimos años en el mayor productor de migrantes que desesperanzados buscan ingresar en la nación del norte.

 

El presidente del COHEP reclamó a los sectores gobernantes que "nosotros, todos, con nuestro recursos naturales y humanos, con tecnología y educación y con honestidad, podemos crear esas oportunidades (en Honduras)". No obstante, ha dicho que "recae" en los políticos y distintos sectores "llegar a consensos para crear las bases de un nuevo sistema electoral que sea democrático y creíble para el pueblo hondureño".

 

El Cohep se sustenta en "principios doctrinarios que incluyen la defensa del sistema democrático, el respeto de la institucionalidad y la convivencia armónica, por lo que, exigimos que todos comencemos a trabajar en base al respeto y cumplimiento de la ley, de lo contrario resultará imposible construir una mejor Honduras", añadió.

 

El empresario exige al Gobierno, a los políticos y a los actores sociales que han venido participando en un “prediálogo”, moderado por las Naciones Unidas, que "asuman la responsabilidad con el país y todos los hondureños".- Además, los instó a que participen "en forma abierta y transparente en la Mesa de Diálogo que promueve la Organización de las Naciones Unidas".

 

En el acercamiento de las partes que modera el representante de las Naciones Unidas en Honduras, Igor Garafulic, han venido participando representantes del Gobierno, los partidos Nacional (en el poder) y Liberal, y del excandidato presidencial de la Alianza de Oposición contra la Dictadura, Salvador Nasralla, quien aduce que él ganó las elecciones de noviembre de 2017, pero que le hicieron "fraude".

 

La OEA declaró incierto el proceso electoral del 27 de noviembre del año anterior y, formalmente, nunca ha reconocido el triunfo de Juan Hernández, aunque sigue de presidente. Cabe señalar que los resultados electorales se dieron a conocer hasta 21 días después de las elecciones y la crisis social posterior dejó al menos 22 asesinados por cuerpos militares, datos ya registrados en informes de Derechos Humanos de la ONU.

 

Según Nasralla, el Tribunal Supremo Electoral hizo un fraude para que en los comicios fuera reelegido el presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, al frente del Partido Nacional, quien hasta ahora no se ha sentado personalmente en la mesa de diálogo, lo que, según Nasralla y el líder del Partido Liberal, Luis Zelaya, impide la concreción del diálogo.

 

Garafulic dijo el 24 de julio que las etapas para comenzar el diálogo nacional están completas, lo que calificó como "una buena noticia y un avance", y señaló que ya hay cuatro nombres de expertos de las Naciones Unidas que serán los mediadores de las mesas.- Se trata de la guatemalteca Ana Catalina Soberanis, la estadounidense Marcie Mersky, el español Salvador Aguilera y el dominicano Javier Cabreja.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar