Debido a que el gobierno se resiste a publicar la fórmula con que calcula los ya altos precios de los combustibles, el sector transporte público, ha paralizado sus labores este jueves y ha tomado las principales arterias de la economía hondureña.

El gobierno hondureño se embolsa cada año unos 14 mil millones de lempiras por impuestos a los combustibles, después de Costa Rica los más caros de Centroamérica. 

El gobierno de Honduras aplica en dólares el impuesto al consumidor, pero a la vez devalúa el lempira, de esa manera, los ingresos tributarios aumentan permanentemente, pero la población necesita más lempiras para pagar la misma cantidad de carburantes.   

 

El Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), lamentó que de seguir en esa postura, el sector empresarial presentaría una pérdida de unos 2,100 millones de lempiras diarios.

 

El paro inició a las 8:00 de la mañana, y ya ha reportado varios enfrentamientos entre transportistas, ciudadanos y fuerzas de seguridad del Estado. Debido a esto, las universidades y centros educativos han cancelado las clases.

 

 

Redacción Central / EL LIBERTADOR

 

Tegucigalpa. El gremio del Transporte Público de Honduras, advirtió ayer que este jueves estarían en paro de labores y toma de avenidas a nivel nacional. En efecto, desde las 8:00 de la mañana, los hondureños debieron buscar una alternativa para movilizarse, ya que los transportistas se negaron a trabajar y cerraron las calles.

 

El gremio había denotado su malestar al gobierno por las imparables alzas al precio de los combustibles. Ayer, los transportistas exigieron a las autoridades del Instituto Hondureño de Transporte Terrestre (IHTT), que se revisará la formula con la que se calcula el precio de los derivados del petróleo.

 

Según el doctor Hugo Noé Pino, ante la falta de transparencia  en dicha fórmula, el gobierno puede actuar abusivamente, que sumado a la también constante devaluación de la moneda, influye directamente para que se aumente el precio de los carburantes.

 

Cabe destacar que los transportistas han manifestado que la intención no es perjudicar a la población con un aumento a la tarifa de pasaje y han mencionado que su exigencia es que se baje el precio en 23 lempiras para todos.

 

El último monitoreo del precio del galón de gasolina superior se situó en la histórica cifra de 100.45 lempiras, eso significa que en función del pedido de los transportistas el valor quedaría en 77.45 lempiras. La rebaja también es solicitada para el resto de derivados del petróleo.

 

Además, según la consultora Omnia, el incremento de los combustibles duplica el que se presentó en 2017. De acuerdo al informe de la organización, en 2018 la gasolina súper, regular y diésel se ha aumentado en 8.48 y 9.94 lempiras. Para el año pasado, el alza fue de 4.16 y 4.88 lempiras.

 

Sumado a eso, cabe recordar que en Tegucigalpa, capital de Honduras, el gremio se fue a paro el pasado 6 de julio, ya que la alcaldía municipal instaló un aumento “abusivo” a la tasa vehicular del 130 por ciento según los centímetros cúbicos (cc) de cada motor.

 

El paro de este día ya ha provocado ciertos enfrentamientos entre el gremio, la población con vehículo particular y militares. De hecho, en el anillo periférico, a la altura de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), un automóvil de la Empresa Hondureña de Telecomunicaciones (Hondutel), fue incinerado.

 

Justamente en la UNAH, los estudiantes se sumaron a la protesta de los transportistas, resultando en un enfrentamiento con las fuerzas de seguridad del Estado, ya que se buscaba “liberar” el paso, a pesar de que en toda la capital, varias calles permanecen cerradas con presencia policial.

 

Siempre en el bulevar Suyapa, a la altura del edificio “Torre Libertad”, se produjo un enfrentamiento de un ciudadano contra transportistas, a través de un video que circula en redes sociales, se observa como el transeúnte, molesto por el cierre del paso, chocó su vehículo con un taxi y luego de que casi es bajado del automóvil, este de forma brusca logró escapar.

 

Por otro lado, en Comayagüela, ciudad gemela de Tegucigalpa, los protestantes tuvieron un breve enfrentamiento con las Fuerzas Armadas, ya que un autobús del Ejército se abrió paso intentado romper la toma, para ellos varios castrenses con equipo antimotines se posicionaron de tal modo que la vía quedara libre.

 

Según varios medios de comunicación tradicional, los vehículos del Estado serán usados para transportar personas durante la protesta. El gobierno convocó al gremio de transporte a sesionar en búsqueda de un acuerdo.

 

El Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), lamentó en una conferencia de prensa, que el paro de transporte, puede provocar una pérdida económica que asciende a 2,100 millones de lempiras diarios, en caso de que no se encuentre una solución.

 

El presidente del Cohep, Armando Urtecho, dijo que el gobierno y los transportistas deben centrarse en la negociación y dejar a un lado las medidas de presión, al tiempo cuestionó las razones de la protesta, ya que no considera “consistentes” los reclamos de los manifestantes, porque iniciaron pidiendo un aumento a las tarifas y ahora quieren una rebaja general a los combustibles.

 

Puntos Tomados Tegucigalpa:

1 UNAH.

2 Punto taxis Universidad Pedagógica.

3 Marina Mercante aproximadamente 25 taxis parados.

4 Col Alemán.

5 Col La Cañada.

6 Centro.

7 Barrio “El Chile”.

8 Mall Premier.

9 Col El Carrizal.

10 La Leona.

11 Mercado San Pablo.

12 Acceso al Centro por congreso y María auxiliadora.

13 Avenida La Paz a la Altura de la Embajada de EE.UU. y desvió a La Reforma.

14 Col Los Llanos.

15 Col La Joya.

16 Hondutel Col Kennedy.

17 Quinta entrada La Kennedy.

18 Villas del Sol.

19 Plaza Miraflores.

20 Residencial Honduras a la altura de la maquila.                  

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar