El diputado del gobernante Partido Nacional, Óscar Nájera, ha desafiado varias veces al gobierno de Estados Unidos, hasta la vulgaridad, “me la pela”, ha dicho, sin negar su relación con grupos narcotraficantes confesos en la Corte Sur de New York, hace un tiempo subrayó: “tengo profunda amistad con ‘los Cachiros’ y pos pro-gringo”.

En diciembre de 2019, EEUU retiró las visas por “corrupción significativa” a Óscar Nájera y su hijo Óscar Roberto Nájera, bajo la ley de Asignaciones de Programas de Operaciones Extranjeras del Departamento de Estado, ante esa acción, Nájera repitió anteayer: "Me pueden quitar la visa, jamás les voy a rogar porque me la devuelvan, mi familia y yo podemos ir a gastar nuestros millones a otros países".

 

Redacción Central / EL LIBERTADOR

 

Tegucigalpa. “Yo reto a la justicia ‘gringa’ que venga y nos quiera sacar de nuestro país, dónde, cuándo quieran y cómo sea, porque para eso tenemos a las Fuerzas Armadas que defenderán la soberanía catracha”, manifestó el diputado del gobernante Partido Nacional, Oscar Nájera, luego que el narcotraficante confeso, líder del cartel “los Cachiros”, Devis Leonel Rivera Maradiaga, lo vinculara en informes y testimonios dados a la Fiscalía de New York.

 

El parlamentario nacionalista por el departamento de Colón, advierte a las autoridades de Washington que, “nadie nos va decir qué hacer más si son personas fuera del país, nosotros somos los padres de la patria y mandamos en Honduras”.

 

"Me pueden quitar la visa jamás les voy a rogar porque me la devuelvan, mi familia y yo podemos ir a gastar nuestros millones a otros países", dice con aire fanfarrón el congresista hondureño, luego que en fecha reciente fue vinculado al crimen por el capo Devis Maradiaga en la Corte del Distrito Sur de Nueva York.

 

En varias ocasiones, Nájera ha restado importancia a las acusaciones en su contra de EEUU, hasta tratar con lenguaje vulgar las decisiones de la justicia estadounidense, “me la pela, tengo profunda amistad con ‘los Cachiros’ y pos pro-gringo”, son las palabras frecuentes de Nájera.

 

El 20 de diciembre de 2019, EEUU a través del Departamento de Estado retiró las visas de ingreso al diputado hondureño Óscar Ramón Nájera y a su hijo Óscar Roberto Nájera López, por participar en corrupción significativa.

 

En esa ocasión, en su cuenta oficial de Twitter, el entonces secretario de EEUU, Mike Pompeo, aseguró que Nájera se benefició de corrupción vinculada con “los Cachiros”, una organización que en mayo de 2013 fue identificada por Washington como ‘un grupo extranjero importante de tráfico de narcóticos’".

 

Y remarcó el alto funcionario: “Hoy, estoy designando al congresista hondureño Oscar Ramón Nájera, debido a su participación en una corrupción significativa. En su capacidad oficial, el Sr. Nájera participó y se benefició de la corrupción pública relacionada con la organización hondureña de narcotráfico Los Cachiros. En mayo de 2013, Estados Unidos identificó a Los Cachiros como un importante grupo de narcotraficantes extranjeros de conformidad con la Ley Kingpin”.

 

Esa vez, Nájera, en una de sus habituales invitaciones a los foros de la televisión hondureña, reaccionó con aparente tranquilidad: "eso no significa nada. A mí en lo personal me tiene sin cuidado porque he andado por la línea correcta en mi vida personal".

 

Esta designación de Nájera y su hijo se realizó bajo la Sección 7031 (c) de la Ley de Asignaciones de Programas de Operaciones Extranjeras y Programas Afines 2019 del Departamento de Estado (Div. F, PL 116-6), según enmendada. La Sección 7031 (c) establece que, en los casos en que el Secretario de Estado tiene información creíble, los funcionarios de gobiernos extranjeros han estado involucrados en una corrupción significativa, esas personas y sus familiares inmediatos no son elegibles para ingresar a los Estados Unidos.

 

En agosto de 2019, el presidente Donald Trump firmó la Ley de Autorización de Defensa Nacional (NDAA) que incluye una enmienda que exige publicar una lista de funcionarios de los gobiernos de Honduras, El Salvador y Guatemala que estén involucrados en casos corrupción y "responsabilizarlos por sus actos", listado que ahora con el nombre “Engel”, según la congresista Norma Torres, será publicada esta semana.

 

En agosto de ese mismo año, de manera extraña por sus buenas relaciones con los políticos golpistas y violadores de derechos humanos de Honduras, los congresistas Eliot Engel (demócrata) e Ileana Ros-Lehtinen (republicana) solicitaron al Gobierno del presidente Donald Trump que incluyera a un grupo de personajes centroamericanos, entre otros a Óscar Nájera, en la llamada lista Magnitsky para que fueran sancionados por violaciones a los derechos humanos.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar