La Alianza de Oposición Contra la Dictadura, volvió este viernes a las calles, para reclamar por la represión del pasado martes, la incapacidad del gobierno para negociar el Estatutos de Protección Temporal (TPS), entre otros temas de país como la importación de 15 millones de granos básicos.

 

 

Redacción Central / EL LIBERTADOR

 

Tegucigalpa. Este viernes la Alianza de Oposición, salió nuevamente a las calles para protestar contra la imposición de la ilegal reelección. Los ciudadanos, reprocharon al gobernante Juan Hernández, la represión del pasado martes 1 de mayo.

 

Por otro lado, reclamaron la actitud pasiva de Hernández ante la decisión de los Estados Unidos por cancelar el Estatus de Protección Temporal (TPS) a unos 56 mil hondureños.

 

El coordinador de la Alianza, Manuel Zelaya, aseguró que Hernández no tuvo valor “para ponerse los pantalones”, y, de esa forma, negociar la continuidad del TPS. Según el expresidente (2006-2009), el gobernante podía amenazar a EE.UU. con suspender la permanencia de las bases militares y empresas transnacionales.

 

Amplió que se debió buscar un tratado para mantener el TPS, pero el silencio del apodado “dictador benigno”, deja entrever la falta de autoridad del presidente, quien logró ser reelecto, gracias al apoyo de los norteamericanos.

 

Además, se reclamó al gobierno la incapacidad por generar políticas agrícolas que permitieran la cultivación de granos básicos, ya que el diputado Rafael Alegría, informó que se importaran 15 millones de estos productos, teniendo las condiciones para producirlo.  

 

La marcha arrancó desde las inmediaciones de la Universidad Pedagógica Nacional (UPN), rumbo al antiguo palacio presidencial, ubicado cerca de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) en Tegucigalpa.

 

Durante todo el trayecto, el pueblo denunció que un pequeño contingente policial siguió la marcha de cerca, de igual manera, se detectó infiltrados que fueron detenidos antes de que éste agrediera a un oficial. Esa estrategia ha sido empleada en numerosas ocasiones, según la oposición.

 

El canal UNE TV, que transmitió toda la movilización, notificó la presencia de al menos cuatro tanquetas de agua de la Policía. Al llegar al puente a desnivel del bulevar Cristina, los protestantes fueron detenidos por un contingente militar que bloqueó el paso, para “escudar” el edificio que por ahora hospeda a Hernández.

 

En la transmisión de UNE TV, se identificó como oficiales de la Policía Nacional, tomaron fotografías a varios manifestantes, quienes todavía siguen molestos por la represión del pasado martes. Zelaya, ratificó que pronto serán activados los 10 mil Comandos de Insurrección para tomar el poder de forma pacífica.

Comentarios  

0 #1 Eva Meza Elvir 06-05-2018 17:52
Buenos dias , bendiciones por informarnos de forma veraz sobre nuestra amada y golpeada Honduras, los qie vivimos lejos nos duele en el alma todo lo que est a n enfr e ntando niestro amado pueblo, tengo una duda es cierto que viene el dictador a la toma de posesion en Costa Rica? Gracias
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar