EL LIBERTADOR logo

El oficial de Policía, Norman Mondragón (foto en texto), ha denunciado esta semana, que a partir del video en el que pide no más opresión para el pueblo en contra de la imposición de la reelección, ha sido objeto de persecución y secuestro por parte de la cúpula policial.

 

El oficial activo de policía, informó ayer en sus redes sociales, que vino engañado a Tegucigalpa, ya que una vez en las oficinas de Transito, se le pidió que firmara su carta de renuncia y al no hacerlo, fue tomado prisionero por el alto mando.  

 

Mondragón explicó que la cúpula hace uso del proceso de depuración para afectarlo por su postura en contra de la reelección. Ha calificado que este procedimiento es “la inquisición de JOH”.     

 

 

Redacción Central / EL LIBERTADOR

 

Tegucigalpa. A través de sus redes sociales, el oficial activo de la Policía Nacional, Norman Mondragón, informó que desde hace varios meses está siendo perseguido por el alto mando de la institución.

 

Mondragón, cansado del contexto de represión, subió un video a su cuenta de Facebook que se viralizó, en la proyección audivisual, el oficial pide al gobierno el cese a la opresión de los que se levantaron en contra de la reelección.    

 

El policía describe que esta semana se le ordenó venir a la capital como parte de un engaño, puesto que una vez que viajó desde Ticamaya, Comayagua hasta Tegucigalpa y se presentó a las oficinas de la Policía de Tránsito, donde le presentaron una carta de renuncia para que la firmara por la fuerza.

 

Luego de que el joven policía se negará a hacerlo, fue retenido en las instalaciones de Transito, “engañado me trajeron a firmar el despido”. Explica que llegó la noche del viernes, pensando en que haría algún trámite de unas horas; sin embargo al no firmar, se ordenó que no saliera de las oficinas, “me quieren obligar a dormir en tránsito. Dejando mis cosas en Ticamaya. Me iré caminando si no me dejan pido su apoyo”.

 

El honorable policía, asegura que ha sido víctima de hostigamiento, persecución y ahora secuestro, por órdenes del jefe noroccidental de la Dirección Nacional de Vialidad y Transporte (DNVT), de San Pedro Sula. En esta unidad, el oficial al mando responde al nombre de Rommel Lenín Estrada Pachecho.

  

Poco después de denunciar el suceso, el oficial publicó que se había escapado de Transito, “me salí de Tránsito no me dejaban salir. Estoy esperando taxi. Si me pasa algo el jefe de la DNVT de SPS. Estrada Pacheco es el responsable porque mando a retenerme en las instalaciones de Tránsito sin ningún motivo y me escapé”.

 

Ayer en horas del mediodía, el joven policía informó que estaba en su localidad y que en este domingo presentaría una denuncia formal. “Gracias por su preocupación los mantendré al tanto de los oficiales que cumplen órdenes de los jefes de la Policía que están enojados conmigo después de ver mis vídeos donde les digo que dejen la política y la opresión al Soberano. De esta lucha sólo en ataúd me sacan. Y la cúpula Policial ya está trabajando en eso”.

 

“Dios siempre me da fuerzas y viene un viento de calma a mi razón son gente que están rezando por mí. Estoy arreglando mis trapos. Mis compañeros del parqueo son buenos policías les habían dado la orden de que no me dejaran entrar por mis cosas y ellos me dejaron llevármelas. Tal vez no tienen problema por esto”, apuntó Mondragón.

 

Hace unos momentos, en otra publicación en sus redes, ratificó que sigue siendo un miembro activo de la Policía, “SIGO SIENDO POLICÍA. No firmé ningún papel. El señor jefe de la Policía Nacional justifica su abuso mediante muchos decretos aprobados por el gobierno para sacar a todo policía que vaya en contra del inconstitucional gobierno de JOH (Juan Orlando Hernández). Y dicen que no son políticos. El comité de depuración es la Inquisición de JOH para acabar con policías fieles al SOBERANO y a la Constitución”.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar