Tras el anuncio de la Oposición Política hondureña que a partir de la fecha inicia la creación de “300 comandos de insurrección” que funcionarán en todo el territorio, el Partido Nacional en el gobierno, ha vinculado con el crimen organizado al liderazgo opositor que desde el 27 de noviembre anterior se manifiesta contra el fraude electoral y rechaza la reelección presidencial que prohíbe la Constitución de la República.

 

Redacción Central / EL LIBERTADOR

 

Tegucigalpa. En las masivas movilizaciones pacíficas que en los últimos dos meses se han realizado en todo el territorio hondureño, hasta la fecha han sido asesinados por cuerpos militares no menos de 40 civiles, la mayoría jóvenes, según reportan organismos de Derechos Humanos nacionales y extranjeros.

 

Ahora la alerta de aumento de secuestros, represión y crímenes selectivos en Honduras, la envían esas mismas organizaciones defensoras de la vida y analistas consultados por este periódico, en función que tras el anuncio de la Oposición Política de ordenar la insurrección –avalada por la Constitución de la República— mediante la creación de “300 comandos insurreccionales, el gobernante Partido Nacional ha señalado de manera grave que la dirigencia opositora, sobre todo, el presidente Manuel “Mel” Zelaya (2006-2010) y Salvador Nasralla tienen relación con las pandillas y, por extensión, con el crimen organizado.

 

El analista y general retirado, Luis Alonso Maldonado Galeas, ha dicho este día que esas denuncias de los nacionalistas requieren una demostración, “hablar de maras y pandillas demanda responsabilidad y habría que sostenerlo y esto no bueno ni señalarlo porque requiere sostener esa afirmación”.

 

Al referirse al anunciado diálogo entre las partes que mediaría la ONU, Maldonado Galeas explicó que uno de los temas centrales si hubo o no fraude electoral y en la medida que se demuestre o no, las fuerzas políticas pueden quedar satisfechas, y “es conveniente darle curso a la auditoria forense de las elecciones y el Tribunal Supremo Electoral debe estar abierto a esta petición”.

 

Por su parte, el dirigente sindical y diputado en el Congreso Nacional por el Partido Libertad y Refundación (Libre), Juan Barahona, consultado sobre la aseveración del Partido Nacional, afirmó hoy que “la alianza ha dado a las bases la formación de comandas insurreccionales, basados en la Constitución y en defensa del triunfo que se logró en las urnas. No vamos a renunciar hasta que nos entreguen la presidencia o convoquen a nuevas elecciones, el pueblo no va a renunciar a eso, nos acusan para desviar la verdad, ellos no tienen legalidad ante el pueblo hondureño”.

Comentarios  

-1 #1 oscar 13-02-2018 08:43
Como si de la boca de estos "queridos" exgobernantes saliera alguna verdad. Cortina de humo o antesala de una ofensiva brutal, pues asesinar hondureños se ha vuelto una costumbre para ellos.
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar