EL LIBERTADOR logo

El Movimiento Popular para la Defensa del Medio Ambiente (MPDMA), ha denunciado en redes sociales, que el pasado martes algunos de sus miembros fueron heridos de bala por efectivos de la Policía Militar, que se ha encargado de proteger los intereses de la Promotora de Generación de Energía Limpia (Progelsa).

Según el portal defensoresenlinea.com, la empresa ha estado desarrollando un proyecto hidroeléctrico en el río Petacón, el cual pertenece al patrimonio indígena Lenca de esa zona. En marzo de 2017, los pobladores ya se habían tomado la carretera que conduce al sur del país, en señal de desacuerdo.

 

 

Redacción Central / EL LIBERTADOR

 

Tegucigalpa. El Movimiento Popular para la Defensa del Medio Ambiente (MPDMA), alertó a través de las redes sociales que el pasado martes, varios de sus integrantes fueron atacados con “balas vivas” por efectivos de la Policía Militar (PM).  

 

Los hechos suscitaron en la comunidad de Reitoca, Francisco Morazán, dejando con heridas a los activistas Miriam Geraldina Osorto (pierna) y Andrés Gutiérrez (mano), quienes se trasladaron a Tegucigalpa, capital hondureña, para ser tratados en el Hospital Escuela Universitario (HEU).

 

Según el coordinador del MPDMA, Christopher Castillo, desde hace 18 días los pobladores de Reitoca han mantenido una toma en la entrada de la construcción de una represa que se edifica en el río Petacón, ya que el proyecto hidroeléctrico estaba dejando en sequia a la comunidad.

 

Castillo mencionó que la empresa a cargo del proyecto es la Promotora de Generación de Energía Limpia S.A (Progelsa), quien a su vez ha contratado a la constructora Servicio de Mantenimiento y construcción S. A. (Sermaco), para la finalización de las obras.

 

Para el movimiento de defensores del ambiente, el plan de estas empresas es venderle energía eléctrica a El Salvador. Castillo, mencionó que se había dado el plazo de un mes a Progelsa, para que retirara la maquinaria antes del 1 de febrero, o si no los pobladores tomarían acciones, ya que además se trata de afectar a la comunidad, el equipo fue instalado en un territorio ancestral indígena Lenca.          

 

Sin embargo, el pasado 30 de enero, el MPDMA se disponía para ir a sacar la maquinaria del lugar, tarea que fue impedida por los elementos de la Policía Militar. “Llegaron a disparar, amenazar y a agredir a los compañeros que estaban en la zona, con el fin de sacarlos, y como resultado tenemos dos personas heridas y varias personas a amenazadas y un serio proceso de intimidación por parte de los entes represores”.

 

Según el portal defensoresenlinea.com, Castillo responsabiliza directamente al directivo de Progelsa Jack Arévalo por lo sucedido y en “cualquier daño a la integridad física de un poblador de Reitoca en lucha, un miembro del movimiento popular, a mi persona y a las personas agredidas”, en caso de futuras acciones arbitrarias.

 

Un comunicado del MPDMA del 25 de enero de 2018, expone la oposición ante el proyecto hidroeléctrico, argumentando que la licencia de operación ambiental fue aprobada ilegalmente y además violenta lo estipulado en el convenio 169 de la Organización Internacional de Trabajo (OIT), porque no hubo campaña de consulta e información a los pobladores de la zona.   

 

En Honduras han sido varios los casos que han trascendido a nivel internacional por el abuso de empresas dedicadas a los proyectos energéticos, de hecho, uno de los que más ha tenido connotación ha sido el de “Agua Zarca”, porque le costó la vida a la mundialmente reconocida ambientalista, Berta Cáceres.

 

El 22 de marzo del 2017, los pobladores ya habían ejercido una toma de carretera contra el proyecto y por otro lado, la empresa ha enviado un comunicado a medios de comunicación tradicional, alegando que sus papeles están en “regla”.

 

La criminalización de defensores del ambiente, también ha estado a la orden del día en el país y es una de muchas formas de acallar las voces de los activistas sociales. Desde el 2009, más de 120 ambientalistas han sido asesinados.        

Comentarios  

0 #1 Alonso González 02-02-2018 23:02
Si un hondureño de a pie pretendiera utilizar las aguas de cualquiera de nuestros ríos, tendría las mismas facilidades que tienen estos maleantes para lucrarse de nuestros recursos naturales? Seguramente pasaría muchos años preso....mientras tanto nuestro país sigue el curso inexorable del saqueo indiscriminado del partido naZional cachireco...
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar