EL LIBERTADOR logo

El excanciller hondureño, Arturo Corrales (izq.), quien actualmente ejerce como enlace entre el gobierno y la Misión de Apoyo Contra la Corrupción e Impunidad en Honduras (MACCIH), afirmó que la Organización de Estados Americanos (OEA), debe investigar a su secretario general, Luis Almagro (der.).

Según el también gerente de “Ingeniería Gerencial”, que en las elecciones trabajó en ilegalidad al publicar encuestas a boca de urna, Almagro incurrió en actos ilegales al recomendar repetir las elecciones en Honduras.    

 

Redacción Central / EL LIBERTADOR

 

Tegucigalpa. El excanciller de la República, Arturo Corrales, aseguró que la Organización de Estados Américanos (OEA), debe investigar a su secretario general Luis Almagro, por su “actuar irregular”, al recomendar que los comicios generales sean repetidos.

 

El pasado domingo, Almagro dio esa recomendación luego de que la Misión de Observadores Electorales (MOE) de la OEA, diera a conocer su segundo informe, en el que expone la fragilidad del proceso por actos irregulares.

 

La MOE informó que la seguridad del sistema de cómputo del Tribunal Supremo Electoral (TSE) fue vulnerable, por lo que se expuso a “Intrusiones humanas deliberadas en el sistema informático, eliminación intencional de rastros digitales, imposibilidad de conocer el número de oportunidades en que el sistema fue vulnerado”.

 

Además, “valijas de votos abiertas o sin actas, improbabilidad estadística extrema respecto a los niveles de participación dentro del mismo departamento, papeletas de voto en estado de reciente impresión e irregularidades adicionales, sumadas a la estrecha diferencia de votos entre los dos candidatos más votados, hacen imposible determinar con la necesaria certeza al ganador”.

 

Ante esta situación, Corrales afirmó que hace unos días había mantenido comunicaciones con Almagro y en estas le manifestó que “el silencio de la verdad daba lugar a que mentiras cobraran vida y que eventualmente la verdad se iba a saber, pero entre más tiempo tomara, más daño se hacía a inocentes que la necesitaban”.

 

A criterio del actual enlace entre gobierno y OEA, Almagro propuso nuevas elecciones con un interés particular, violentando el papel de la Misión de Observación. Añadió que desde el segundo informe de la misión ya se avizoraba la idea “descabellada” de repetir los comicios.

 

Según Corrales, se violentaron todos los procedimientos y manuales de la OEA porque Almagro “empezó a politizar”, con una clara intervención en los asuntos internos del país.   

 

Corrales se une al Secretario Ejecutivo del Consejo de ministros, Ebal Díaz, quien acusó al funcionario internacional por fomentar a la violencia al lamentar la fragilidad de las elecciones. Para el excanciller la OEA debe nombrar una comisión para “que investigue este actuar irregular del señor Almagro, que yo creo que ya cruzó la línea de la ética”.

 

Sin embargo, lo que no mencionó Corrales, es que en el segundo informe de la MOE, varios activistas del Partido Nacional, entre ellos Ebal Díaz, manipularon la información al decir que en el documento se refería que las actas de las tres fuerzas políticas con más votos coincidían, ya que en estas se daban resultados a favor de los “cachurecos”.

 

En efecto, eso fue planteado y explicado por el jefe de la misión, Jorge Quiroga; no obstante, el representante de la OEA dijo en conferencia de prensa que se trataba de una muestra de 300 actas, que representan una minoría en comparación a las más de 18 mil documentadas en este proceso electoral.

 

Corrales además mencionó que Almagro pedía repetir las elecciones sin tener pruebas de lo expuesto en el informe de la MOE ante las dudas que ha dejado para la comunidad internacional el evidente fraude del TSE.

 

Pese a que el excanciller ha cuestionado la ética del funcionario de la OEA, él mismo ha quedado malparado ante la comunidad internacional, ya que Corrales es el gerente de la empresa “Ingeniería Gerencial”, que durante las elecciones trabajo en ilegalidad al publicar encuestas a boca de urna en conjunto con Televicentro, en estas se daba la victoria al presidente Juan Hernández, quien ha perseguido la inconstitucional reelección.

 

La madrugada del lunes 27 de noviembre, luego de una tardanza histórica del TSE, el candidato de la Alianza de Oposición Salvador Nasralla, aventajó al presidente Hernández por 100 mil votos. El máximo órgano electoral, que cocinaba el fraude, no lo declaró ganador.

 

Luego de un paro en el conteo y de una misteriosa falla en el sistema de cómputo, el presidente dio la vuelta a una tendencia irreversible, según expertos en estadística, ya que el porcentaje de votos era el mínimo y este comprendía el área rural del país. Efectivamente el fraude electoral lanzó al mundo a los departamentos de La Paz, Lempira e Intibucá, que según el TSE tienen más pobladores que otros sectores más urbanizados del país.

 

Curiosamente, el 27 de noviembre, Arturo Corrales, dijo que el voto rural iba a marcar la tendencia a favor de Hernández, algo imposible para el especialista Irfan Nooruddin, quien revisó matemáticamente todo el proceso electoral.

Comentarios  

0 #1 Catracha 21-12-2017 00:20
Quienes deben ser investigados y castigados son los criminales que están asesinando a la población Hondureña, es una pena que exista tanta indiferencia ante los hechos de los criminales que tienen secuestrado nuestro país. Que Dios y la patria se los cobre!
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar