Más de 3 mil 300 hondureños, han justificado el éxodo por la extrema pobreza y la falta de empleo, violencia de las pandillas y narcotraficantes, así como la crisis dejada por la pandemia del Covid-19 y el paso de dos huracanes en noviembre anterior.

 

Redacción Central / EL LIBERTADOR

 

Tegucigalpa. Con una mochila a cuestas como única pertenencia,  al menos 3 mil hondureños han abandonado el país con rumbo hacia Estados Unidos en una caravana que parte por segundo día consecutivo, con la esperanza de salir de la pobreza y miseria en que el gabinete de Juan Hernández ha sumido al país por la espantosa corrupción durante la pandemia y la ausencia de un plan de contingencias ante los huracanes Eta e Iota.

“Yo vivía en La Lima [en Cortés, norte del país], por eso viajamos, para poder reconstruir nuestra casa… no crea que es fácil pero tenemos que hacerlo, no nos queda de otra”, dice María Paula, que parte en la caravana migrante más grande hacia el país del Norte desde 2018, cuando se reportó el primer éxodo masivo.

El nuevo grupo, cuya mayoría porta mascarilla, espera llegar al punto fronterizo de Corinto, en la frontera con Guatemala, para unirse al grupo de 300 personas que partió el jueves 14 de enero huyendo de la violencia y pobreza que asfixian al país centroamericano.- La primera caravana ingresó este jueves a Guatemala por puntos ciegos de la frontera entre ambos países, donde el gobierno guatemalteco decretó toque de queda en los departamentos de Izabal, Zacapa, Chiquimula, Jutiapa, El Progreso, Petén y Santa Rosa.

La segunda caravana de 2021, salió a eso de las 4:30 de la madrugada luego de terminar de concentrarse en la Central Metropolitana de Autobuses de San Pedro Sula, Cortés, la convocatoria que se hizo desde el 1 de enero a través de redes sociales. Por su parte, la Policía Nacional advirtió el jueves 14 que disponía de unos 7 mil elementos para supuestamente mantener la seguridad de los migrantes. 

“Tenemos un aproximado de 7 mil agentes policiales distribuidos en las rutas por donde transitan las caravanas de migrantes, con el fin de garantizar la seguridad de nuestros compatriotas", dijo el portavoz de la Policía de Fronteras, comisionado Julián Hernández.

Al cierre de este artículo, miles de hondureños han sido retenidos en la frontera con Guatemala, después que el gobierno de Alejandro Giammattei desplegara el ejército para impedir el paso a los migrantes.- Organismos de derechos humanos y otras instituciones como la Cruz Roja Hondureña acompañan a los inmigrantes en su intento por llegar a Estados Unidos.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar