EL LIBERTADOR logo

Debido a la inconsistencia en la seguridad del sistema la Misión de Observadores Electorales (MOE) de la Organización de Estados Americanos, ha dicho en su informe que no puede “afirmar que las dudas estén esclarecidas”, con base al escrutinio del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

 

Redacción Central / EL LIBERTADOR

 

Tegucigalpa. La Misión de Observadores Electorales (MOE) de la Organización de Estados Americanos (OEA), presentó esta noche el segundo informe correspondiente a las elecciones generales celebradas el pasado 26 de noviembre, donde destaca la vulnerabilidad del Tribunal Supremo Electoral (TSE), con el conteo de actas.

 

En el documento trasciende que la MOE “a partir del análisis técnico realizado, la Misión no puede confirmar que el SIEDI (sistema de divulgación) haya sido manipulado con dolo. Sin embargo, si puede afirmar que no contó con las robustas medidas de seguridad necesarias para garantizar su integridad y que, por tanto, su seguridad se vio vulnerada”.

 

Asimismo se explica que “el análisis presentado en este reporte y del cúmulo de observaciones comprendidas en el primer informe preliminar, la MOE considera que ha observado un proceso de baja calidad electoral y por ende no puede afirmar que las dudas sobre el mismo estén hoy esclarecidas”.

 

El jefe de la Misión, Jorge Quiroga, lamentó que las elecciones en Honduras fueron “pobres”, debido a la inconsistencia del TSE que anunció el triunfo de la ilegalidad, porque en su declaratoria se avala la inconstitucional reelección de Juan Hernández.

 

Cabe destacar que la OEA ha propuesto al Estado hondureño, repetir las elecciones por la deficiencia del Tribunal Electoral, que ha negado la voluntad popular al no declarar ganador a Salvador Nasralla de la Alianza de Oposición.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar