El vicepresidente de Guatemala, Guillermo Castillo (imagen), ha dicho este 20 de noviembre que en reunión con el mandatario Alejandro Giammattei y testigos, ha solicitado que ambos renuncien al cargo “por el bien del país”, lo que ha acentuado la crisis en el Poder Ejecutivo de ese país centroamericano.

 

 

 

Agencias / EL LIBERTADOR

 

Guatemala. En explosivas declaraciones tras una reunión con el presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, y testigos, el vicepresidente Guillermo Castillo ha dicho a los medios de comunicación que no comparte muchas decisiones administrativas y que no se le consultan, con lo que considera que junto a Giammattei no están cumpliendo la promesa de llevar las riendas de esa nación centroamericana.

 

“Con mucha claridad le he manifestado al presidente que las cosas no están bien”, afirmó Castillo, que reconoció que tiene “poca comunicación” con el gobernante. “Fui elegido vicepresidente y juntos –con Giammattei– prometimos llevar las riendas conforme a la población lo requería, sin embargo, las no han sido se esperaba”, agregó.

 

Asimismo, el vicepresidente ha sostenido que le pidió a Giammattei “por el bien del país” una renuncia conjunta ante el parlamento guatemalteco porque quiere descartar “ideas sediciosas” de un golpe de Estado.

 

Enfatizó que no renunciará sólo, y descartó interés en asumir el cargo (en la Presidencia) de “alguien que posiblemente ha hecho mal las cosas”, sino dejar el espacio para que una comisión de notables y el Legislativo nombren a sus sucesores para que “oxigenen el rumbo de Guatemala”.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar